El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó este martes ante la Corte Suprema de Chile un escrito exigiendo el cumplimiento de la sentencia dictada el pasado 28 de mayo, que acogió los recursos de protección interpuestos en razón de los episodios de contaminación ocurridos en la Bahía de Quintero y Puchuncaví, durante los meses de agosto y septiembre de 2018.

El escrito fue presentado por los altos niveles de dióxido de azufre (SO2), detectado por estudios del Colegio Médico, en los cuales se constató que “en reiteradas oportunidades se registraron cifras superiores a las consideradas en la norma”, la cual corresponde a la medida Calidad de Aire de Dióxido de Azufre, publicada en el Diario Oficial el 16 de mayo de 2019.

El Jefe de la Unidad Jurídica Judicial del INDH, Rodrigo Bustos, advirtió que “la situación que enfrentan los habitantes de la Bahía de Quintero y Puchuncaví es de extrema gravedad, y así fue reconocido en el fallo del máximo tribunal, que constató la vulneración a los derechos a la vida, integridad física y psíquica, a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, y a la salud”.

La presentación del INDH solicitó a la Corte Suprema que el Ministerio de Salud y la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI) den cuenta sobre el estado de cumplimiento de las medidas ordenadas en el fallo.

La solicitud del instituto pide hacer énfasis en lo respectivo a la implementación de una política y un plan destinados a enfrentar la crisis de contaminación atmosférica, y al traslado hacia lugares seguros de la población afectada, principalmente los niños, niñas y adolescentes.