El Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) solicitó la retención de cuatro marcas de agua mineral y cuatro de yerba mate, producidas en la ciudad de Villarrica, por carecer de registros de establecimiento y sanitario. Se trata de las aguas Villa Rica, 7 Colinas, Don Osvaldo y Acuática. También las yerbas Sembrador, Oro Verde, El Agricultor y Ka’a Mbayá.

INAN envió una nota a la Municipalidad de Villarrica en la que hace referencia a la necesidad de la “retención de productos alimenticios no conformes a las normativas legales que rigen el Registro de Establecimiento (RE) y el Registro Sanitario de Productos Alimenticios (RSPA)”.

La misiva, que tiene fecha 19 de setiembre de 2012, firmada por la directora del instituto, doctora Laura Mendoza, resalta que “ningún producto con irregularidades en sus correspondientes registros puede ser comercializado”.

Por ese motivo, Mendoza solicitó a la Municipalidad de referencia “apoyo institucional para la fiscalización en el mercado de la presencia de los productos antes mencionados, y de ser así, proceda a su retiro y comunicación correspondiente a esta institución”.

Riesgo para consumidores. La jefa de Inocuidad de Alimentos del INAN, licenciada Patricia Maldonado, explicó que el hecho mencionado en la misiva constituye un riesgo para la salud de los consumidores, ya que los productos no poseen la garantía de calidad de haber sido controlado por el instituto.

De acuerdo con lo señalado, esta institución, en el marco del Programa de Vigilancia de Alimentos, toma muestra de una lista de 13 productos, entre los que se encuentran el agua y la yerba, y los controles son realizados en comercios y en planta de producción.

En el caso de que los análisis de dichos productos concluyan con la verificación de organismos patógenos, que poseen riesgo de daño potencial a los consumidores, se dispone el retiro inmediato de las mercaderías, en el lapso de 72 horas, señaló.

Pero si el resultado no arroja estos organismos, el INAN se limita a la recomendación de las mejoras correspondientes.

Puede haber multas. Específicamente sobre las ocho marcas de agua y de yerba en cuestión, Maldonado señaló que todas las empresas han sido notificadas previamente y es probable que sean multadas, luego de la realización de los sumarios correspondientes.

No compete a la Municipalidad. El encargado de la oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de Villarrica, José Duarte, indicó que el INAN plantea el cierre de las plantas sin registros, lo cual no compete a la Municipalidad.

A su criterio, el problema real es la falta de celeridad del instituto para emitir los registros, ya que hay firmas que solicitaron y aún no se les entrega. Según indicó, los análisis microbiológicos realizados a los productos no presentaron observaciones negativas, es decir, son aptas para el consumo humano, por lo que, en su opinión, la falla es “de forma y no de fondo”.

No obstante, si hay algo que cuestionar de la calidad de los alimentos, es competencia exclusiva del INAN, reiteró Duarte, ya que es el organismo encargado de velar por la inocuidad y calidad de productos de consumo humano.

Para Maldonado, en cambio, la idea es justamente el trabajo conjunto entre ambas instituciones, INAN y la municipalidad, de modo a poder llegar a más ciudades con los controles de salubridad.

“No se les pide cerrar los locales. Solamente que realicen monitoreos”, indicó.