Pasar al contenido principal
Insumos para sectores textil y calzado ya subieron precios en Ecuador
Lunes, Enero 9, 2012 - 17:37

El costo de varios insumos para confeccionar zapatos o ropa aumentó entre 3% y 8% a partir del incremento del Impuesto a la Salida de Divisas del 2% al 5%, a finales de noviembre pasado.

El costo de varios insumos para confeccionar zapatos o ropa aumentó entre 3% y 8% a partir del incremento del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) del 2% al 5%, a finales de noviembre pasado, y del alza del salario básico de $ 264 (US$264) a $ 292 (US$292), que rige desde este mes.

Esto, según pequeños industriales de ambos sectores, generará también un aumento de precios de sus productos de entre 5% y 10%.

Una de las razones es que elaborar zapatos requiere, de una serie de productos importados, cuyos precios son afectados por el ISD: suela, fibras sintéticas, materiales para hacer pegamento, entre otros.

Por ejemplo, el propietario del taller de calzado Juanma, Juan Merino, explicó que febrero aumentará el 10% el valor de su producto, pues sus proveedores ya pasaron la planilla con nuevos precios.

Uno de ellos fue el vendedor de pegamento, Orlando Valarezo, quien el jueves pasado llegó a la fábrica de Merino a decirle que el tanque de ese material subiría $ 40, de $ 430 a $ 470. La explicación que dio es que todos los insumos son comprados en el extranjero.

El aumento se da aún con la opción de crédito tributario que promueve el gobierno, pues este instrumento no está habilitado porque falta especificar las partidas consideradas como materias primas.

Víctor Hugo Navas, quien es proveedor de suelas, detalló que no realizarán aumentos, pero en cambio ha decidido disminuir obreros.

Según Navas, la demanda de producto ha disminuido y han subido los costos como el ISD y los salarios, por lo que tiene planificado terminar el contrato de 43 de sus 223 empleados.

En su fábrica, Merino dice que deberá trabajar con los nuevos precios de sus proveedores y a la vez sumar los valores del aumento de sueldo de su plantilla ($ 420 adicionales por 15 empleados), además de las aportaciones al IESS y el decimotercero y decimocuarto sueldos.

Una situación similar atraviesa, Giorgio Bottineli, quien también es fabricante de calzado. Él espera subir sus costos 5% desde el siguiente mes. Como en el caso de Merino, sus proveedores ya anunciaron variaciones en los precios.

El primer insumo en subir fue la fibra para suela de zapatos que le entrega un importador cuencano. La lámina de este material, en diciembre pasado, subió de $ 5,80 (US$5,80) a $ 6,50 (US$6,50).

El mismo proveedor tiene previsto aumentar el valor a los pegantes y los materiales sintéticos parecidos al cuero.

A estos costos, según Bottineli, se sumarían las subidas en la industria nacional a causa del alza de sueldo. El 20% de sus insumos son de fabricación local.

En el sector de textiles, enero ya fue un mes en que se sintieron los incrementos.

El gerente de la importadora y comercializadora de telas Gentex, Juan Casalino, señaló que el último contenedor que se compró el 2011 ya pagó el ISD.

El precio de las telas subió centavos, pues se gravó el 3% al precio por metros, según explicó.

Una de las compradoras de Gentex detalló que esos pequeños aumentos, más el costo de mantener a sus costureras, los pagos tributarios y los servicios básicos, la llevarán a cerrar uno de sus dos locales en el centro de la ciudad.

En el caso de almacenes Vannessa, su dueño, Wilson Moreno, explicó que el aumento es inevitable, pues sus proveedores también subieron costos.

Sin embargo, agregó, que no se puede cargar todo a los precios, pues sus clientes no compran a más de $ 25.

La otra medida de ajuste será no aumentar el número de costureras en el taller, siendo que ahora tiene diez.

Expectativas de crecimiento. El aumento de los precios en el sector de calzado, según la presidenta de la Cámara de Calzado de Tungurahua (Caltu), Liliana Villavicencio, se sentirá el próximo mes.

Según señaló, la industria ha decidido parar su producción hasta mediados de enero.

La subida sería el efecto del aumento del ISD, los precios internacionales de los materiales y el aumento de los salarios.

Según el presidente de Cámara de la Pequeña Industria, Renato Carló, las pequeñas y medianas empresas son las que tienen más impacto ante el aumento de sueldos, pues allí se concentra el 70% de la mano de obra nacional.

El efecto, dijo, es menor en las grandes industrias porque tienen más maquinaria y menos personal, por lo que esto haría que el sector manufacturero este año crezca en igual medida que en el 2011.

Autores

El Universo.com