El ministro de Planificación, Julio De Vido, destacó la integración energética entre Argentina y Brasil, en el  acto de apertura de sobres para la licitación del estudio ambiental para obras energéticas binacionales.

“La integración energética de la Argentina y Brasil está en el punto más alto de la historia”, afirmó el ministro que encabezó el acto junto su par brasileño de Minas y Energía, Edison Lobao.

Las obras consisten en la construcción de dos hidroeléctricas binacionales denominadas Garabí y Panambí, con una inversión total de US$5.200 millones.

La apertura de sobres que se realizó este miércoles es parte de la licitación de los estudios de factibilidad e impacto ambiental y del plan de gestión ambiental para ambas obras.

En este contexto, De Vido dijo que "la conformación de la entidad binacional Garabí será un ejemplo de eficiencia y eficacia" y agregó que "tenemos un horizonte promisorio en materia de integración energética, con metas superadoras".

Asimismo, señaló que el objetivo de la integración es contribuir a "buscar un equilibrio de la balanza comercial entre los dos países, que hoy favorece a Brasil".

En tanto, el ministro sostuvo que esto involucra también "una nueva relación con Petrobras para profundizar la producción en las provincias petroleras".

Por otra parte, en el acto que se realizó en el Palacio de Hacienda, el ministro brasilero afirmó que "no hay instrumento más eficaz para la integración, que el Mercosur y las obras hidroeléctricas".

Participaron también los embajadores de la Argentina en Brasil, Luis Kreckler, y de Brasil en la Argentina, Enio Cordeiro; el subsecretario de Coordinación y Gestión del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta; y el secretario de Energía, Daniel Cameron.