California. El CTO de Intel, Justin Rattner, anunció una nueva división de investigación, llamada Interaction and Experience Research (IXR), que se centra en la definición de nuevas experiencias de usuario y en nuevas plataformas de computación. Se espera que las innovaciones que salen de los laboratorios ayuden a re-imaginar cómo todos los usuarios experimentarán la computación en el futuro.

Gracias a la Ley de Moore y a los avances en el desempeño ahora disponibles a través de un continuo de dispositivos de computación, que incluyen las PCs tradicionales, el compromiso y la experiencia de la empresa con la tecnología, según Rattner, se volverán mucho más personales y sociales por medio de contextos de usuario individuales informados por los sensores, aumentados por la inteligencia en nube y dirigidos por interfases más naturales, tales como el tacto, el gesto y la voz.

"Una tecnología mejor no es suficiente en estos días", dijo Rattner. "Lo que los individuos valoran hoy es una experiencia de la información profundamente personal”.

Agregó que “hemos aprendido, por ejemplo, que la experiencia de la televisión no es la misma que la experiencia Web, a pesar de que cada vez más televisión se entregará a través de Internet. Navegar por Internet a 10 pies es una experiencia que disfrutan pocas personas, pero la televisión por medio de Internet es un gran paso más allá de emisión".

Rattner dijo que la nueva división estará dirigida por la Intel Fellow Genevieve Bell, que ha sido una de los principales defensoras del diseño centrado en el usuario en Intel desde hace más de una década.

Intel Labs ya tiene un foco importante en la próxima generación de tecnologías de experiencia del usuario.

La labor actual en torno al contexto y la ubicación ha producido una serie de ideas y posibilidades tecnológicas.

Por ejemplo, la idea de que los dispositivos entenderán su entorno, se comunicarán entre sí y cambiarán el comportamiento o emprenderán acciones con base en el entorno del usuario. Un proyecto en particular en exhibición en el evento, llamado SENS, representa una nueva ola de redes sociales que proporciona la capacidad de controlar actividades en tiempo real y mostrarlas en vivo a sus amigos y su familia por medio de la red.

La investigación muestra cómo el conocimiento del contexto obtenido por medio de sensores a bordo de un dispositivo se puede traducir en unas experiencias de usuario nuevas, como “Shadow Avatar” y “Socially Augmented Reality”, que se basan en las nuevas tendencias en la distribución de la presencia y los medios de comunicación.

Los investigadores también mostraron un sensor experimental y de bajo costo energético, que podría ayudar a cambiar la forma como los consumidores manejan el consumo de energía personal en el hogar.

Cuando se combina con una pantalla de información doméstica, supervisa el uso, recomienda soluciones para una mayor eficiencia y recompensa el éxito.

El sensor sólo necesita conectarse al cableado de la casa para medir de forma instantánea y sin cables el consumo de energía de cada carga eléctrica en el hogar, proporcionando datos para analizar el uso de energía de dispositivos y aparatos en todas partes.

Esta tecnología constituye el núcleo de un sistema de gestión de la energía personal que podría conducir a cambios importantes en el comportamiento y ahorrar grandes cantidades de energía.