Intel Corporation es la fabricante más grande y creadora de los procesadores que están en la mayoría de las computadoras personales. Dedica mucha atención al desarrollo del mercado en el mundo y en Bolivia, además de vender sus productos, apoya a pequeñas empresas que arman computadoras y promueve proyectos de educación.

“El mercado boliviano se caracteriza por estar dominado por los desktops y trabajamos mucho en la capacitación, profesionalización de esas pequeñísimas empresas para que puedan armar computadoras de calidad, que estén actualizadas y que puedan dar soporte”, puntualizó Esteban Galuzzi, gerente general Cono Sur de Intel, que abarca a Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

“Calculo que hay cerca de 1.000 pequeñas empresas que arman computadoras y las venden. Y son los que saben y pueden asesorar al cliente final”, subrayó.

A diferencia de otros países latinoamericanos, “hay que destacar que el boliviano hace una muy buena inversión en tecnología, no compra la máquina más barata; y en los últimos tres años hay mucho más deseo por entrar al mundo digital; nuestras ventas se han más que triplicado”, enfatizó.

Para Galuzzi, el mercado local crece con rapidez y esto genera oportunidades para Intel. La semana pasada participaron en la Expo Teleinfo y se preparan para la Fexpocruz 2010, en Santa Cruz.