Lima. El banco peruano Interbank, el cuarto mayor del país, mantendrá su plan de crecimiento para los próximos años ante el sostenido aumento del consumo interno, pese a las crecientes dudas respecto a la salud de la economía mundial.

El gerente general de Interbank, Luis Felipe Castellanos, dijo además que el banco se mantendrá atento a cómo la crisis global pueda impactar la economía de Perú, que "tiene un potencial muy grande con oportunidad de crecimiento".

Interbank, el cuarto banco de Perú, es controlado por el peruano Grupo Interbank que viene ampliando su línea de negocios de consumo masivo, en momentos en que la demanda interna está apuntalando a la economía local.

"Nosotros mantenemos nuestro plan de crecimiento", dijo Castellanos a periodistas.

"Hay que mirar más allá de una potencial crisis, hay que ser cauteloso obviamente, pero creo que el crecimiento del país en el mediano y largo plazo va a continuar, por lo tanto hay que pensar en ese sentido", agregó.

"Creo nadie tiene una bola de cristal para saber qué es lo que va a pasar, el ambiente (mundial) está con bastante incertidumbre entonces hay que estar muy atentos". Luis Felipe Castellanos.

El Grupo Interbank, que controla además otros negocios financieros y de seguros, adquirió a inicios de este año la cadena peruana de comida rápida Bembos y la cadena de farmacias Inkafarma, de capital chileno.

Además es dueño de la cadena de Supermercados Peruanos, salas de cine, centros comerciales y negocios en el sector hotelero.

"Trabajamos planes estratégicos y estamos revisando teniendo en cuenta la coyuntura que se presenta, sin embargo creo que el potencial del mercado peruano para varias industrias, incluída la bancaria, tiene un potencial muy grande", agregó.

Castellanos explicó que ante el actual clima de incertidumbre global, Interbank actuará con cautela, manteniendo la "capitalización y la liquidez adecuada para poder enfrentar cualquier circunstancia".

"Creo nadie tiene una bola de cristal para saber qué es lo que va a pasar, el ambiente (mundial) está con bastante incertidumbre entonces hay que estar muy atentos", agregó.

Para financiar sus planes de crecimiento, Interbank colocó el 2010 bonos por US$400 millones a 10 años.

En ese sentido, el ejecutivo descartó una nueva emisión de bonos. "Por el momento no tenemos ninguna perspectiva de acceso al mercado de capitales", dijo.

"Con lo que hemos hecho el año pasado estamos muy tranquilos, los ratios de liquidez y capitalización del banco son suficientes para el crecimiento futuro", agregó.