México DF. La aerolínea mexicana Interjet dijo este miércoles que decidió no participar en el rescate de la endeudada línea aérea Mexicana, que suspendió operaciones hace más de un año por estar al borde de la quiebra.

Interjet, la segunda mayor aerolínea del país, dijo que en su plan de negocios no existe la posibilidad de tomar parte en la reestructuración de la que fuera una de las dos mayores operadoras mexicanas y que dejó de volar en agosto del 2010 debido a graves problemas financieros.

"El Consejo de Administración de Interjet, a petición de terceros, estudió la posibilidad de participar en Mexicana de Aviación y resolvió declinar esta invitación", dijo en un comunicado sin dar más detalles.

Varias empresas han presentado planes, que no han dado fruto, para comprar Mexicana, que tiene una deuda de más de US$1.000 millones y cuyos activos de mayor valor incluyen rutas internacionales, principalmente a Estados Unidos.

Mexicana está bajo protección judicial y tiene un administrador designado por el gobierno. Un plan de reestructuración debe ser avalado por la mayoría de los acreedores entre los que se encuentra el banco Banorte y el estatal Bancomext.