Hong Kong. Las existencias de cobre en depósitos fiscales de Shanghái podrían haber caído de 8% a 14% desde fines de julio ya que una mejora del arbitraje llevó a los inversores y comerciantes a comprar inventarios de zona franca para revenderlos en el mercado doméstico este mes, dijeron operadores este jueves.

Unas 300.000-320.000 toneladas de existencias en depósitos fiscales, que llegaron a Shanghái pero aún no están sujetas al impuesto al valor agregado (IVA) que aplica China, de 17%, podrían estar almacenadas en Shanghái actualmente, comparado con unas 350.000 toneladas a fines de julio, estimaron operadores.

Las existencias crecieron el 15% desde junio a unas 350.000 toneladas el mes pasado debido a que un arbitraje pobre alentó a los importadores a almacenar metal en depósitos en zonas francas.

Las cifras normalmente son estimadas por los operadores, pues China no divulga los datos.

China es el mayor consumidor mundial de cobre pero no produce suficiente metal, lo que impulsa a los importadores a asegurarse arribos regulares de metal bajo contratos anuales.

Los importadores suelen almacenar cobre en depósitos fiscales cuando los precios chinos están debajo de los de la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés).

Un operador de otra firma china grande dijo que podrían haber ingresado unas 25.000 toneladas al mercado doméstico de cobre desde zonas francas por semana desde inicios de agosto.

El arbitraje se produce cuando el valor a tres meses del cobre en la LME CMCU3 cae debajo del contrato más activo en Shanghái SCFcv1, y ha estado abierto desde inicios de este mes, el período más largo desde septiembre del 2010.