Los inventarios comerciales de petróleo de Estados Unidos habrían disminuido la semana pasada por segunda vez consecutiva debido a menores importaciones, mostró este martes un sondeo preliminar realizado a analistas.

En promedio, el sondeo mostró que las existencias nacionales de crudo habrían caído en 400.000 barriles en la semana que concluyó el 17 de febrero. Tres de cinco analistas consultados esperan una baja, según el sondeo.

Los reportes semanales del Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés), un grupo privado de la industria, y la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) fueron postergados en un día debido al feriado de este lunes en Estados Unidos.

La API entregará su reporte este miércoles a las 21:30 GMT y la EIA lo hará este jueves a las 16:00 GMT.

"Con importaciones relativamente bajas y el nivel de operación de las refinerías donde está, tiende a una contínua caída en los inventarios de crudo", dijo Kyle Cooper de IAF Advisors en Houston.

El más reciente reporte de la EIA mostró que los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron inesperadamente en la semana al 10 de febrero, en su primer descenso en cuatro semanas, a pesar de un crecimiento de las importaciones.

Las existencias de crudo cayeron en 171.000 barriles a 339,08 millones de barriles, mientras que las existencias de destilados, que incluyen el diésel y el combustible para calefacción, habrían caído en promedio unos 1,1 millones de barriles, y cuatro de cinco analistas esperan una baja, según mostró el sondeo.

El analista de PFGBest Research en Chicago, Phil Flynn, sin embargo, espera un aumento de los inventarios del crudo.

"Algunas refinerías están retomando sus operaciones después de recientes problemas o trabajos de mantenimiento, y eso debería resultar en una mayor producción de destilados", dijo Flynn.

Las existencias nacionales de destilados cayeron en 2,87 millones de barriles a 143,72 millones de barriles en la semana que concluyó el 10 de febrero, mostró el reporte de la semana pasada de la EIA.

Los inventarios de gasolina habrían subido en 300.000 barriles. El reporte de la semana pasada de la EIA mostró un aumento de 400.000 barriles a 232,18 millones de barriles.

La tasa de utilización de las refinerías habría caído 0,3 puntos porcentuales, debido a que la mayoría de las instalaciones atraviesa por tareas de mantenimiento programadas e imprevistas.