Los inventarios de crudo en  Estados Unidos subieron por cuarta vez consecutiva la semana pasada porque las importaciones se mantuvieron robustas,
mientras que la utilización de refinerías declinó, mostró el  martes un sondeo de Reuters a analistas.

En promedio, las reservas de crudo se pronostica que
crecieron 2,4 millones de barriles en la semana que terminó el  4 de febrero, porque las refinerías siguieron elevando suministros después de reducir inventarios durante gran parte de diciembre por efectos tributarios de fin de año, mostró la encuesta.

Doce analistas ofrecieron estimados en el sondeo ampliado antes de conocerse los datos semanales de inventarios de la  industria y el gobierno.

Se habría producido otro gran incremento en las existencias petroleras por el "continuo aumento de las importaciones", dijo  Tom Pawlicki, analista de MF Global Research en Chicago.

Los inventarios de crudo habrían aumentado por otro
incremento en las reservas de Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos estadounidenses.

De ser así, se trataría de un nuevo récord en Cushing,
después de que las existencias subieron 667.000 barriles a un récord de 38,33 millones de barriles en la semana al 28 de enero, según datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA).

"Esperamos que las existencias en Cushing suban de nuevo desde alrededor de 500.000 barriles, a 1 millón de barriles a  otro nivel récord", dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch & Associates en Galena, Illinois.

El grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API) divulgará su reporte semanal de inventarios el martes a  las 2130 GMT. La gubernamental EIA hará lo propio el miércoles
a las 1530 GMT.

Los inventarios de destilados habrían caído 1,2 millones de barriles y se espera que la demanda de combustible para calefacción, uno de sus principales componentes, se mantenga fuerte.

Una serie de tormentas de nieve que han afectado el noreste  de Estados Unidos, el mayor mercado de combustible para  calefacción, alentaron declives en los suministros que están en  los almacenes.

Datos de la EIA muestran que los suministros de combustible para calefacción han disminuido desde inicios de diciembre.

Las existencias de gasolina, en tanto, habrían subido 2,5 millones de barriles la semana pasada, la sexta semana de incrementos.

La utilización de refinerías habría disminuido 0,2 puntos  porcentuales, al 84,3 por ciento de la capacidad.