Nueva York. Las existencias de crudo en Estados Unidos crecieron 3,8 millones de barriles la semana pasada, por encima de lo previsto, pese a que las importaciones cayeron, informó el martes el grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API).

Analistas encuestados por Reuters esperaban un incremento de 2,7 millones de barriles.

Las importaciones de crudo cayeron 275.000 barriles por día (bpd) a 9,71 millones de bpd, informó el API.

Las reservas de gasolina aumentaron 3,9 millones de barriles, frente a previsiones de analistas de un incremento de 1,9 millones.

Los inventarios de destilados cayeron 1,1 millones de barriles, respecto a un retroceso de 700.000 barriles previsto por analistas.

La utilización de refinerías subió 3,5 puntos porcentuales, al 83,2% de la capacidad. Los analistas previeron que la utilización descendería 0,1 puntos porcentuales.

Las existencias de crudo en la región de Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos estadounidenses, crecieron en 667.000 barriles, dijo el API.

"El reporte fue pesimista", dijo John Kilduff de Again Capital LLC en Nueva York.

Los futuros de crudo estadounidenses ampliaron sus pérdidas en alrededor de 30 centavos por barril tras conocerse el reporte del API, y se negociaban con baja de US$1,79, a US$90,40 por barril en las operaciones tras el cierre del mercado.

La gubernamental Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) presentará su informe de existencias el miércoles.