Moscú. Los productores de granos de Rusia comenzaron la campaña de comercialización 2012/2013 con sus existencias a niveles históricamente bajos debido a una fuerte demanda, lo que refleja temores ante la posibilidad de restricciones a las exportaciones de cereales de Rusia.

"El elevado nivel de ventas de los productores indica una fuerte demanda de los compradores, especialmente los exportadores, y, obviamente, indica que están acumulando existencias", dijo este jueves la consultora rusa SovEcon.

La escasez global en el suministro de granos se intensificó este miércoles, con unos precios elevados que no mitigaron el apetito de los consumidores al tiempo que los suministros de Rusia, uno de los principales exportadores, parecían en peligro de agotarse antes de fin de año.

La estrechez de los suministros rusos, tras una sequía que causó una caída fuerte en los rendimientos en el ciclo actual, llevó a comentarios de que el gobierno podría imponer restricciones a las exportaciones con cuotas, aranceles o incluso la prohibición.

Las existencias de granos de los productores rusos sumaban 15,73 millones de toneladas el 1 de agosto, su punto más bajo desde el 2006, dijo SovEcon, acudiendo a datos del Servicio Federal de Estadísticas del país, el Rosstat.

Las existencias de trigo cayeron a su punto más bajo desde el 2003, a 10,61 millones de toneladas.

Las existencias de granos bajaron un 18% interanual, mientras que las existencias de trigo bajaron 30% tras un alza en los volúmenes de venta del 60%.

Las existencias de granos en Krasnodar y Stavropol, que se ubican en la principal región exportadora de Rusia, se redujeron a la mitad.

El excedente exportable de granos de Rusia de 10 millones a 11 millones de toneladas se podría agotar en noviembre si las exportaciones siguen siendo elevadas en los próximos meses, dijo SovEcon este miércoles.