Las reservas de crudo de Estados Unidos cayeron la semana pasada más de lo esperado, mientras que las de gasolina y destilados subieron, dado que las refinerías aceleraron sus operaciones más rápido de lo previsto, mostró este martes un reporte del Instituto Americano del Petróleo (API por su sigla en inglés).

Las reservas de crudo cayeron en 1,8 millones de barriles en la semana al 1 de junio, frente a las proyecciones del mercado de un retroceso de 500.000 barriles, según los datos de API.

El descenso en las existencias de crudo fue el segundo retroceso semanal reportado por el instituto tras una serie de incrementos sucesivos.

Los suministros de gasolina aumentaron en 1,4 millones de barriles, frente a las estimaciones de un incremento de 700.000 barriles del mercado.

Las operaciones de las refinerías aumentaron en 1,5 puntos porcentuales al 88% de la capacidad la semana pasada, respecto a pronósticos de un incremento de 0,6 puntos porcentuales.

Las importaciones de crudo también declinaron la semana pasada en 355.000 bpd.

"El reporte es de cierto modo pesimista. El alza en los productos refinados alivia parte del ajuste percibido en el mercado, aunque los suministros de gasolina siguen siendo desafiados en el noreste (de Estados Unidos)", dijo el socio de Again Capital LLC, John Kilduff.

Las reservas de destilados subieron 1,8 millones de barriles, en tanto analistas proyectaron un incremento de 300.000 barriles.

Las existencias de crudo en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos estadounidenses, crecieron en 929.000 barriles, pese a las expectativas de que el inicio de los envíos de crudo desde el recién revertido oleoducto Seaway a mediados de mayo podría ayudar a drenar el exceso de petróleo en el centro de almacenamiento.

"Mirando este reporte, los suministros que llegan a Cushing podrían continuar superando los intentos por mover los inventarios hacia el centro de refinación de la costa estadounidense del Golfo de México, limitando las ganancias del crudo norteamericano", dijo Kilduff.

Los futuros de crudo en Estados Unidos mostraron ligeros cambios tras los datos de API.