Reuters. Los inventarios de petróleo en Estados Unidos subieron muy por encima de lo previsto la semana pasada debido a un recorte de la producción en las refinerías, mientras que las existencias de gasolina y de destilados bajaron, informó el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

Las existencias de crudo aumentaron en 14,42 millones de barriles la semana pasada, frente a las expectativas de analistas de un alza cercana a 1 millón de barriles.

Los inventarios de gasolina retrocedieron en 2,22 millones de barriles, lo que se compara con perspectivas del mercado de un declive de 1,1 millones de barriles.

En tanto, las reservas de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, cayeron en 1,83 millones de barriles, frente a previsiones de una baja de 1,90 millones de barriles, dijo la EIA (por su sigla en inglés).

Los futuros del petróleo en Estados Unidos cayeron 3% a un mínimo desde el 28 de septiembre, tras el reporte de la EIA.