ElEconomista.com.mx. Para el período 2013-2018, el valor del total de los proyectos en infraestructura del sector energético será de aproximadamente 3,9 billones de pesos (US$296.000 millones), de los cuales, 2,8 billones (US$231.000 millones) corresponderán al Gobierno de la República y 1,1 billones de pesos (US$83.700 millones) a fuentes privadas, dio a conocer el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

Al participar en la presentación del Programa Nacional de Infraestructura (PNI), el Titular de la Secretaría de Energía (Sener), destacó que con el marco legal de la Reforma Energética, se pondrá en marcha el conjunto de proyectos más ambicioso de los últimos tiempos.

“Con la Reforma Energética, se estima alcanzar una inversión total en exploración y explotación de 2,4 billones de pesos (US$182.700), de los cuales 1.7 billones (US$129.500 millones) provendrán de Petróleos Mexicanos (Pemex) y el resto del sector privado. Gracias al programa, será posible aumentar la producción de los niveles actuales cercanos a 2.5 millones de barriles de crudo diarios a 3 millones de barriles diarios hacia 2018”, dio a conocer la Sener a través de un comunicado.

En materia de gasoductos, se destinarán una inversión de 227.000 millones de pesos (US$17.280 millones), cantidad 10 veces mayor que lo invertido en el periodo 1995-2012, con lo que se esta construyendo casi 10,000 kilómetros de gasoductos en la administración del presidente Peña.

La cifra representa un aumento del 72%. Dicha infraestructura beneficiará a 17 entidades federativas y a un estimado de 16 millones de habitantes.

Con estas inversiones se tendrá una red nacional de ductos verdaderamente integrada que nos permitirá llevar gas natural y facilitará la implantación de industrias manufactureras en todo el territorio nacional, así el gobierno del Presidente Peña Nieto contribuirá a disminuir la desigualdad del desarrollo económico e industrial entre el norte y el sur.

En materia de refinación, Pemex invertirá 161,859 millones de pesos (US$12.321 millones) entre 2013 y 2018 en dos rubros principales: la reconfiguración de las refinerías Salamanca y Tula, y el mejoramiento de la calidad de combustibles del Sistema Nacional de Refinación.

En cuestión de petroquímica, se destinarán 21,000 millones de pesos (US$1.598) para producir 1.1 millones de toneladas anuales, lo que beneficiará a las cadenas productivas relacionadas con la elaboración de solventes, hules sintéticos, explosivos, poliéster, bolsas y empaques, anticongelantes, fertilizantes, resinas y fibras, entre otros.

Para la producción de fertilizantes, la empresa invertirá 15.000 millones de pesos (US$1.141 millones) para producir 480.000 toneladas adicionales de amoniaco y hasta un millón de toneladas de urea, que suman cerca del 75% de la demanda nacional y sustituirán importaciones por alrededor de US$400 millones anuales.

En cuanto a electricidad, comentó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) requerirá una inversión de 310.000 millones de pesos (US$23.598 millones) en proyectos de generación y 58.000 millones (US$4.415) en redes de transmisión y así contar con 25.000 megawatts (MW) adicionales, de los cuales, 16.000 entrarán en operación durante el sexenio.

En materia de tecnologías solar y eólica, Joaquín Coldwell estimó un crecimiento de 408 y 1.991 MW, respectivamente.

*Lea además: Aspira Pemex a retener el 30% de las reservas profundas.