Londres. El grupo petrolero británico Rockhopper Exploration reveló planes para una inversión de US$2.000 millones en las Islas Malvinas, lo que transformaría a esa zona en una nueva región petrolera.

Además, la iniciativa podría aumentar la tensión con Argentina, que en 1982 se enfrentó contra Gran Bretaña en una guerra por las islas.

Rockhopper dijo este miércoles que anticipaba iniciar en el 2016 el bombeo de crudo del descubrimiento Sea Lion, hecho en el 2010, y que la producción subiría a un máximo de alrededor de 120.000 barriles de crudo por día (bpd) hacia el 2018.

Tras el hallazgo inicial de la empresa en el 2010, los analistas ponían en duda si habría suficiente petróleo como para hacer un emprendimiento comercialmente viable y justificar inversiones en infraestructura en el Atlántico Sur.

Argentina dijo el 2010 que los barcos que salen de sus puertos hacia las Islas Malvinas necesitarían un permiso del gobierno, lo que podría complicar las perspectivas para el desarrollo.

Tras el hallazgo inicial de la empresa en el 2010, los analistas ponían en duda si habría suficiente petróleo como para hacer un emprendimiento comercialmente viable y justificar inversiones en infraestructura en el Atlántico Sur.

Las fricciones resurgieron en junio cuando Gran Bretaña se rehusó a mantener conversaciones por las islas.

Rockhopper dijo que sus reservas, que estimó en alrededor de 350 millones de barriles de crudo recuperables, eran lo suficientemente grandes como para un desarrollo, después de pasar los últimos meses perforando una serie de pozos de evaluación para establecer el tamaño del yacimiento.

Las acciones de Rockhopper, que en el último mes ganaron un 9%, abrieron el miércoles con un alza de 7,6% en la Bolsa de Londres, y a las 1050 GMT moderaban el avance a un 1,1%.

Los títulos han superado en un 14% al desempeño del índice de compañías europeas de petróleo y gas en el último mes.

¿Cómo financiará proyecto? La compañía no dijo aún cómo planeaba financiar el proyecto. Actualmente, tiene US$170 millones, con los que puede pagar dos pozos más que están programados.

"Prevemos que el financiamiento del desarrollo sea un tema de conversación caliente", dijo en Oriel Securities el analista Richard Rose, sugiriendo que la compañía podría considerar asociarse con otra petrolera, que a cambio ayudaría a financiar el proyecto.

Sin embargo, algunas de las mayores petroleras del mundo han dicho en el pasado que las Malvinas no eran atractivas.

Un cable diplomático filtrado en el 2010 citaba a un alto ejecutivo de ExxonMobil diciendo que creía que los recursos en las islas no eran suficientes como para ser rentables.

Otros resultados positivos de perforación, también anunciados el miércoles, podrían incrementar las reservas de Rockhopper, aumentando el atractivo de cualquier asociación con la compañía pese al riesgo político con Argentina.

"Prevemos que el grupo ahora vuelva a trazar sus límites bajo e intermedio, lo que tiene implicaciones positivas para sus estimaciones de recursos", dijeron los analistas de Cannacord Genuity.

Las acciones de otras firmas británicas con superficie de exploración en las Islas Malvinas también subían, con alzas de hasta 3,7% para Desire Petroleum, de un 2% para Borders & Southern y de un 2,2% para Argos Resources.