Por tercer año consecutivo la inversión en energía es el sector económico más dinámico de la actividad chilena en materia de inversión durante 2017, según proyecta el último reporte emitido por la Corporación de Bienes de Capital (CBC).

La industria vive un impulso catapultado especialmente desde el área de la construcción de proyectos de Energía Renovable no Convencional (ERNC) y, a pesar de ello, registrará una disminución, marcada por una etapa del mercado de bajo crecimiento de la demanda.

Según el informe de la CBC, este sector invertirá una cifra cercana a los US$4.654 millones durante el 2017. Este monto se alcanzaría en un escenario ideal, es decir, si se concretan todas las iniciativas propuestas y diseñadas en un principio. Dicha cifra equivale a una baja con respecto al 2016 y se explica por una alta tasa de comparación. El año pasado, se invirtieron US$5.469 millones en energía, la segunda suma más alta del registro histórico de la CBC.

Desde 2011, donde se verificó el mínimo de inversión para este sector, la tendencia había sido creciente, “principalmente con la incorporación de iniciativas que usan ERNC en la matriz energética del país”, se lee en el reporte. A cinco años de ello, el stock de energía creció un 6% respecto de tres meses y representa el 19% de la inversión, posicionándose por detrás del sector minería y obras públicas. Gran parte del flujo de gasto se concentraría entre 2016 y 2017 (84%), asociado a que casi el 60% es explicado por iniciativas actualmente en construcción y las terminadas durante la primera mitad del año.

“La proyección de la curva sectorial alcanza un máximo en febrero de 2017, con 15.375 personas y 65 iniciativas en etapa de construcción. La estimación presenta, desde el segundo trimestre de 2017 hasta el tercer trimestre de 2018, un período de estabilidad en la cifra de empleo, en torno a los 12.500 puestos de trabajo”, indica el estudio de la CBC.

Agrega que, proyectando las cifras a más años, desde el cuarto trimestre de 2018 existiría una sostenida baja en el empleo sectorial, hasta el último cuarto de 2020.

La apuesta energética ERNC

Desde el Ministerio de Energía se reafirmó para AmericaEconomía el rol de liderazgo de Chile en materia de energías sustentables y así lo confirma la última versión del New Energy Finance Climascope elaborado por Bloomberg New Energy Finance y el Banco Interamericano de Desarrollo. En dicho informe, el país sudamericano alcanza el primer lugar en inversión de energías renovables y en la lucha contra el cambio climático, en la región de América Latina y el Caribe.

Esto se debe, principalmente, a la inversión récord en proyectos de energía renovable no convencional (ERNC), que se ha más que duplicado: saltó de US$1,3 mil millones en 2014 a US$3,2 mil millones en 2015.

Cabe señalar que el ránking considera cuatro variables: Marco propicio, Inversión, Cadena de Valor y reducción de CO2.

Desde el 2014, Chile también lidera las instalaciones solares fotovoltaicas en Latinoamérica. En 2015 el país sumó 305 MW de energía solar FV, elevando la capacidad instalada total de esta tecnología a 576 MW. Actualmente, la capacidad instalada de la energía solar FV en Chile alcanza los 1.397 MW y contamos además con 792 MW en construcción.

Transmisión

El foco de la actividad durante el 2017 se centrará, principalmente, en la construcción y desarrollo de proyectos de ingeniería transmisión eléctrica y la construcción de parques eólicos, con el 24% y 17%, respectivamente. Más abajo en el listado se encuentra el diseño y construcción de centrales hidroeléctricas (14%), parques fotovoltaicos (12%), termoeléctricas a gas (8%), centrales solares térmicas (8%), entre otras.

El proyecto de mayor incidencia en el gasto anual es la línea de transmisión Cardones-Polpaico que, junto con otros dos tendidos, suma una inversión de US$1.138 millones.