Cusco. La inversión ejecutada a la fecha en el proyecto Gasoducto Sur Peruano (GSP) supera los US$1.500 millones y ha permitido un avance de infraestructura del 35.69% en el cual destaca el despliegue y enterramiento de tubos, informó el gerente general del consorcio concesionario, David San Frutos.

Precisó que en la actualidad se han zanjado y tapado 15 kilómetros (Km.) de tuberías. Asimismo se han desplegado 80 Km. de tubos y se han abierto 141 Km. de trocha para la instalación del GSP.

Indicó que a esta velocidad de ejecución es probable que el inicio de la operación comercial del proyecto se adelante a la fecha establecida en el contrato, marzo del 2019.

“A principios de la década pasada hubo grandes dudas en torno al proyecto Camisea y hoy nadie duda que es un caso de éxito el cual ha dado muchos beneficios al país. De esa manera, el GSP aportará mucho al sur del país una vez que se inicie la operación comercial”, manifestó.

Financiamiento. En ese sentido, San Frutos reveló que el consorcio tiene muy avanzado el cierre financiero con la banca internacional a través del cual se otorgaría un crédito por US$4.125 millones para continuar con las obras de infraestructura.

“Nuestro plan de trabajo es conseguir ese cierre financiero en los primeros días de julio. Una vez cerrado el tema financiero, iniciamos un fuerte régimen de trabajo en todos los frentes”, indicó.

Señaló que el cierre financiero avanza positivamente y los problemas que viene teniendo la empresa Odebrecht, miembros del consorcio, y su anuncio de venta de sus acciones no han afectado las gestiones financieras.

“Prueba que las cosas van bien hasta el momento es que los bancos internacionales siguen trabajando con el consorcio”, enfatizó.

"En este proyecto hay muchos actores: accionistas, Estado, bancos y ahora mismo estamos trabajando para podernos acuerdo todas esas partes. Vamos a dejar la piel para que el cierre financiero salga en julio", aseveró.

Cabe indicar que la inversión total del proyecto, durante toda la concesión de 34 años, bordea los US$7.280 millones.

Los US$4.125 millones a financiar servirán para continuar con las obras de infraestructura y para pagar un crédito puente de US$600 millones, los cuales sumados a los US$900 millones invertidos por los accionistas hacen los US$1.500 millones invertidos hasta la fecha.