Lima. La inversión realizada en la actividad minera del Perú durante el periodo de enero a noviembre del 2010 llegó a US$3.391 millones, superando ampliamente la inversión total que se efectuó durante el año 2009 (US$2.821 millones), así como la del año 2008 ( US$1.708 millones) y la del año 2007 (US$1.248 millones).

Así lo consigna el Boletín de Variables Mineras del Ministerio de Energía y Minas (MEM) elaborado en los primeros días de enero por de Promoción Minera (DPM) de de Minería (DGM).

De acuerdo con una de las características más importantes que presenta la minería como una actividad económica esencialmente descentralizada, por la ubicación de los yacimientos, en el año 2010 la inversión se hizo efectiva en 22 de las 24 regiones que integran el Perú, generando trabajo adecuadamente remunerado para un total de 162,223 personas en forma directa. Además de dar lugar a  miles de puestos indirectos. 

Así, la región Cusco ocupa el primer lugar de la inversión acumulada en los 11 meses en trabajos mineros,  la cual alcanzó a US$557 millones. En Arequipa se obtuvo la cifra de US$479 millones , en Cajamarca de US$476 millones, en Ancash de US$323 millones, en Pasco de US$318 millones, en Lima de US$267 millones y en de US$237 millones.

En Piura, departamento de reconocida tradición vinculada a la actividad minera que está presente en sus antiguas culturas, la inversión en minería fue de US$197 millones. En Junín, ha sido de US$135 millones, en Moquegua de US$116 millones, en Huancavelica de 87 millones y en Ayacucho de 50 millones.

Asimismo, las empresas mineras han invertido en Tacna (US$48 millones), Puno (US$41 millones), Ica (US$34 millones), Apurímac (US$10 millones), Huánuco (US$8 millones), Amazonas (US$6 millones), Madre de Dios (US$1.13 millones) y en otras regiones.

El Boletín de Variables Mineras informa, asimismo, que de los 3,391 millones de dólares invertidos a nivel nacional, el 21% (US$696 millones) se destinó al levantamiento de la infraestructura necesaria, el 19% (US$650 millones) a la explotación o producción de minerales y el 16% (US$539 millones) a trabajos intensos y diversos de exploración para reponer reservas.

El 12% (US$404 millones) se aplicó a trabajos de preparación en general y el 11% (US$389 millones) a todo lo que representa el equipamiento minero.

El 10% (US$348 millones) estuvo destinado al equipamiento de las plantas de beneficio. El 11% (US$361 millones) fue para atender diversos requerimientos de una actividad que demanda la aplicación de moderna tecnología.

De acuerdo a los datos que consigna el Boletín, la producción minera está a cargo de 458 unidades y se realiza en un ámbito territorial de , que representa el 0.759% de toda la extensión del Perú. Los trabajos de exploración que están a cargo de 454 unidades, se llevan a cabo en una extensión de  , que representa el 0.257% del territorio nacional.