Contrario a lo que el ente había anunciado y a lo que pretendía su presidente, Gonzalo Casaravilla, la primera financiación minorista de un parque eólico de UTE tendrá un mínimo de US$1.000 por participación, y no se podrá realizar por medio de locales de cobranza o supermercados, sino a través de un banco de plaza.

Así lo aclaró el jerarca en diálogo con la prensa ayer en el marco de la firma de un memorándum de entendimiento entre Gas Sayago e YPF para la venta de gas procesado por la planta regasificadora, que se está instalando en Uruguay. Casaravilla informó de dos posibilidades de inversión que en los próximos tres meses se harán públicas: Obligaciones Negociables por US$ 100 millones en Unidades Reajustables y un “fideicomiso de alumbrado público” de US$ 55 millones que se lanzará el 18 de diciembre.

En referencia a la firma del memorando con YPF, el presidente de ANCAP, José Coya dijo a El Observador que “es sabido por todos el interés de Argentina” por el gas. Estimó que la demanda del país vecino oscilará entre 3 y 5 millones de m3 diarios. La capacidad máxima de la planta es de 10 millones de m3 y Uruguay consumirá un máximo de 4 millones de m3.

Ahora se creó un equipo con representantes de ANCAP, UTE e YPF que se encargará de confeccionar en 90 días un acuerdo más detallado, incluyendo modalidades y precios.