Londres. La inversión mundial en energía limpia subió 5% en 2011, a un récord de US$260.000 millones, debido a un salto en el sector solar, pese a menores márgenes de ganancia, quiebras y una debilidad de las acciones de la industria, reveló un informe.

Estados Unidos el año pasado recuperó su título como el mejor país para inversiones en energía limpia, superando a China por primera vez desde 2008, según un informe de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) revelado este jueves.

El crecimiento global de energía limpia fue impulsado principalmente por la energía solar, donde la inversión creció 36% a US$136.600 millones, debido a que una caída del 50% en los precios de los paneles fotovoltaicos estimuló su instalación.

La inversión en energía solar duplicó a la eólica, que cayó 17%, a US$74.900 millones, según el informe.

"Recuerden que por cada empresa que opera con márgenes estrechos o negativos, hay alguien que está recibiendo un beneficio" dijo Michael Liebreich, presidente ejecutivo de BNEF, en un comunicado.

Y agregó: "Los rumores de la muerte de la energía limpia han sido muy exagerados."

Sin embargo, el año pasado fue triste para algunos. Muchas acciones de empresas de energía solar cayeron más de 60% por el derrumbe de los precios de los paneles que convierten la luz solar en electricidad, borrando los márgenes de ganancia para los fabricantes.

Las inversiones en energía limpia en Estados Unidos aumentaron 33%, a casi US$56.000 millones, mientras que en China crecieron 1%, a US$47.400 millones.

La cifra de Estados Unidos el año pasado fue impulsada principalmente por un programa de garantía de préstamos federales y un programa de subsidios del Tesoro, que han expirado, dijo Liebreich.

La inversión en energía limpia en Europa subió 3%, a alrededor de US$100.000 millones, mientras que en la India aumentó 52%, a US$10.300 millones, y en Brasil aumentó 15%, a US$8.200 millones.