La Paz. Las petroleras privadas que operan en el país advirtieron este miércoles que de no concretarse la incorporación de nuevos mercados para la producción del gas boliviano, las inversiones en exploración se detendrían en los siguientes dos años.

Chile, Uruguay y Paraguay, así como la industrialización del gas en territorio nacional, serían una prioridad para el sector.

Así lo informó el presidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Carlos Delius, durante el “Cuarto Congreso Internacional Bolivia Gas & Energía 2011. Retos y Oportunidades”.

“Debemos ir agresivamente en busca de otros mercados y destrabar aquello que está impidiendo que se le dé continuidad a las inversiones.

Hoy en día se tienen inversiones (en exploración), pero éstas van a parar en dos o tres años”, remarcó el ejecutivo.

El Programa de Inversiones 2011 de la estatal YPFB señala que las operadoras privadas invertirán US$110,9 millones en exploración y US$561,5 millones en explotación hidrocarburífera.

Ambas cifras representan el 38,4% del total de la inversión que realizará el sector en este año en toda la cadena productiva hidrocarburífera (US$1.751,1 millones).

A decir de Delius, se reconocen tres etapas en el desarrollo de las inversiones en exploración en Bolivia.

La primera fue la suscripción del contrato de venta de gas al Brasil; la segunda fue la inclusión del mercado argentino para la ampliación de la producción; y la tercera es la búsqueda de nuevos mercados, así como la ejecución de proyectos de industrialización para asegurar nuevas inyecciones de capital en el sector.

Consultado sobre cuál sería el principal objetivo de mercado para Bolivia, Delius señaló que “Chile”, país que precisa de crecientes volúmenes de energía.

“Si nosotros logramos ser una fuente confiable (de provisión de gas) y llegar a buenos términos comerciales (con ese país), seguramente se podrá exportar”, sostuvo.

En noviembre del 2010, el presidente Evo Morales confirmó a la televisión estatal chilena que una posible venta de gas a Chile está dentro de la agenda de 13 puntos que Bolivia tiene con ese país.

Problemas. “La posibilidad de vender gas a Chile es parte del debate que tenemos. Es parte de los 13 puntos que están en agenda. Debemos ver cómo complementarnos, cómo entender los problemas juntos”, dijo Morales.

Asimismo, Delius agregó que se debe incluir como mercados prioritarios al proyecto “Urupabol (Uruguay, Paraguay y Bolivia)”, así como el desarrollo de la industrialización. Esos son los tres objetivos, “sin olvidar el abastecimiento del mercado interno y los actuales compromisos de exportación”.

La Razón intentó conocer la posición del gobierno sobre este tema, a través de la consulta respectiva al viceministro de Desarrollo Energético, Franklin Molina, pero la autoridad evitó referirse a las declaraciones de Delius.

Crisis no afectará los ingresos. La CBHE indicó que la actual crisis financiera internacional no tendrá un impacto significativo en los ingresos que obtiene Bolivia por la exportación de gas natural, debido a los contratos de largo plazo que se tiene con Brasil y Argentina.

“Por suerte, en nuestro sector, todo se hace a largo plazo. Estos contratos firmados con Brasil (hasta el 2019) y con Argentina (hasta el 2026) nos alejan de la volatilidad (de precios) que tienen que sufrir otros productores”, explicó el titular de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Carlos Delius.

Sin embargo, agregó el ejecutivo, al consumir Estados Unidos y Europa menos cantidad de energía y reducir su producción, la crisis en los precios “nos va a llegar eventualmente” al sector hidrocarburífero, minero y otros commodities (materias primas) como la soya.

La tendencia de efectuar contratos a largo plazo para la compra-venta de hidrocarburos “está desapareciendo” y las empresas petroleras y países productores “tienen que tomar cada día más riesgos para incursionar en nuevos mercados”.

Bolivia suministra actualmente a Brasil un promedio de 30 millones de metros cúbicos diarios de gas y a Argentina 7,2 millones. A partir del 2014, YPFB comenzará a despachar al mercado argentino 27,7 millones del energético, tal como lo establece el contrato.

Alertan por falta de empresas de servicios. La reducida cantidad de empresas de servicios que operan en Bolivia representa un riesgo para la ampliación de actividades de exploración privada y estatal en el país.

Además, la empresa privada no acompañaría el ritmo de crecimiento del sector.

Así lo informó este martes el presidente de YPFB Chaco, Pedro Torquemada. Entre enero y junio de este año, la empresa subsidiaria de YPFB Corporación invirtió en proyectos de exploración y desarrollo un total de US$43,8 millones.

“Las inversiones en el sector hidrocarburífero han crecido tanto que la oferta de servicios está quedando corta. Por ejemplo, los servicios de construcción de planchas y accesos están casi totalmente saturados (...). En este momento, los servicios no están creciendo al ritmo que lo viene haciendo el sector (hidrocarburífero)”, advirtió el ejecutivo de YPFB Chaco.

Los servicios requeridos están relacionados con la construcción de caminos, alimentación, seguridad, entre otros.

“Las empresas tienen que darse cuenta que aquí hay un mercado potencial muy grande y tienen que traer más herramientas y equipos para poder desarrollar la actividad exploratoria. Va a ser muy complicado ampliar el número de perforación de pozos si no tenemos los servicios complementarios”, dijo.

El 10 de agosto, el gobierno aprobó vía decreto la suscripción de un crédito de US$60 millones con The Export Import Bank of China (Eximbank) para la adquisición de más unidades de exploración, con lo que se espera tener independencia en la actividad de perforación.