Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras invirtió menos de lo esperado en el 2011 debido al subdesarrollo de la cadena de suministros, dijo este viernes el presidente ejecutivo José Sergio Gabrielli.

El ejecutivo, que dejará su puesto la semana próxima tras casi siete años al frente de la compañía, dijo que la producción de gasolina, diésel, nafta y gas para cocinar estaba al límite y que los problemas en el suministro de combustible no se resolverían antes del 2013.

"El problema no está en la industria petrolera, sino en el sector del etanol," dijo Gabrielli, refiriéndose a la disminución en la producción de biocombustibles que causó un fuerte repunte de la demanda de combustibles fósiles, tensó capacidades de refinación estrechas y obligó a la compañía a importar más gasolina que lo que se anticipó.

Brasil tiene una enorme industria de etanol de caña que produce el biocombustible para los millones de vehículos de combustible flexible. Los automovilistas tienden a alternar entre etanol y gasolina cuando los factores de suministro y demanda hacen que uno o el otro sea más económico.

Las inversiones de Petrobras cayeron un 5,1%, a 72.500 millones de reales (US$42.050 millones) en el 2011, la primera disminución en ocho años.

Gabrielli, que hablaba en una conferencia de prensa en Río de Janeiro, atribuyó la disminución en las ganancias de la compañía a problemas estructurales. Un registro mayor al normal de pozos agotados también melló las ganancias del cuarto trimestre.

El jueves, la compañía réportó una caída del 42 por ciento en sus ganancias del cuarto trimestre, a 5.050 millones de reales, con lo que incumplió con las previsiones del mercado.

Gabrielli, que hablaba en una conferencia de prensa en Río de Janeiro, atribuyó la disminución en las ganancias de la compañía a problemas estructurales. Un registro mayor al normal de pozos agotados también melló las ganancias del cuarto trimestre.

El presidente financiero, Almir Barbassa, dijo que la producción doméstica de petróleo podría haber sido de 40.000 barriles más por día si no hubiera sido por recortes no planeados en las plataformas. La compañía produce 2 millones de barriles por día en Brasil.

Petrobras dijo que su deuda neta subió a 54.900 millones de reales, desde los 36.600 millones del 2010, y que las inversiones pendientes por 150.000 millones reales elevarían los resultados en el futuro.