Cada dos o tres meses se abre un nuevo restaurante peruano en Chile, de acuerdo a un estudio desarrollado por la embajada de Perú en ese país.

Lo anterior significa que hasta el momento se han registrado inversiones peruanas en el rubro gastronómico en Chile por US$220 millones, informó la consejera económica comercial de la representación de Perú en Santiago, Silvia Seperack.

Según el estudio, un 80% de estos restaurantes está en la capital y cada dos o tres meses se inaugura uno nuevo, comentó la funcionaria, tras señalar que la cifra no aumenta exponencialmente porque también hay algunos que salen del mercado, de acuerdo a El Comercio.

La mayoría de los restaurantes peruanos estaría siendo fortalecido con la presencia de un socio local.

Montos de inversión y estrategia comercial. Seperack sostuvo que cada restaurante invierte en promedio un millón de dólares. De esa manera, la inversión acumulada de restaurantes llegaría a los US$220 millones, sostuvo, en el local de la Cámara de Comercio de Lima, durante una presentación.

El año pasado abrió el Tanta y el último restaurante es uno llamado Astoria, que pertenece a un socio chileno y a un ex chef del Astrid y Gastón, el peruano Óscar Gómez. “Este abrió hace un mes en la zona de Las Condes y ha tenido muy buena aceptación”, refiere.

La mayoría de los restaurantes peruanos estaría siendo fortalecido con la presencia de un socio local. “Al contrario de lo que se puede pensar, los mejores se asocian con un chileno para seguir creciendo en más sucursales”, apunta.

Distribución y consumo promedio. De los 105 restaurantes, hay unos 15 top de cinco tenedores; otros 20 a 30 que son intermedios, bastante aceptables; el resto son pequeños, pero también muy concurridos.

Según el mismo sondeo de la embajada, un menú económico en un restaurante pequeño está a tres mil pesos (US$6 aproximadamente); en uno intermedio se pueden gastar entre 8 y 10 mil pesos (US$18 a US$20); y en uno de segmento premium se puede gastar entre 20 mil y 25 mil pesos por persona, es decir más de US$40.

En cuanto a las cartas, en las “picadas” todo es el gusto peruano, pero en los restaurantes top hay una mezcla de comida fusión y la típica peruana.

Gracias a la demanda de alimentos típicos de la comida peruana, Seperack resaltó que se han comercializado el año pasado US$11 millones en alimentos étnicos (cebolla roja, limón, etc.).

“A medida que estos restaurantes sigan creciendo, aumentará la demanda de esos productos”, comentó.

Recordó que existen más de 120 mil peruanos en Chile; de estos, se estima que 80 mil son trabajadoras del hogar, por lo que —afirma— transmiten los sabores del Perú. La masificación de los platos peruanos permitirá, además, que en las casas se comiencen a consumir nuestros platos tradicionales.

Chile importa US$714 millones en alimentos, de los cuales 18 productos representan el 51% del total y de los cuales el Perú solo abastece un 3%. Por ello, Seperack dice que hay muchas oportunidades aún.