Inversiones por US$5.200 millones que buscan aumentar la generación de electricidad en Chile se encuentran en riesgo porque las líneas de transmisión del sistema interconectado central (sic), que cubre al 94% del país, no están listas para recibir los 2.759 MW que generarían estos proyectos.

La situación implicaría que algunos de los proyectos podrían quedar paralizados, lo que afectaría también a iniciativas que se encuentran actualmente en ejecución.

Cabe mencionar que la cantidad de energía a generase mediante los proyectos contemplados es equivalente al 23% de la generación disponible hoy en el sistema interconectado central, de acuerdo a El Mercurio.

Atrasos. En la industria explican que esto se debe, por una parte, a los retrasos que presentan obras que son claves para reforzar esta "carretera" energética, y también la congestión que hay en algunos tramos de la red y que impide evacuar la energía hacia los puntos de mayor consumo, con el consiguiente castigo económico para los generadores.

Este fenómeno, que en los próximos dos años se extenderá a otras zonas del SIC, se explica por el reducido horizonte con el cual se planifica el crecimiento del tendido troncal, y que hace que el desarrollo de la red sea más lento frente a la entrada de nueva capacidad de generación.

En lo particular, actualmente la construcción de una línea toma en promedio 42 meses, mientras que para las centrales termoeléctricas, que son las que más tardan, este plazo ronda los 36 meses.

Inversiones. Ante la situación, Transelec, empresa encargada de operar el sistema interconectado central, tiene programado la ejecución de tres obras, por un costo de US$ 240 millones. La inversiones apuntan a que todo este sistema opere en un nivel de seguridad adecuado.

Una está ubicada en el norte del país, la segunda en uno de los accesos a la región metropolitana (en que se ubica la capital, Santiago), y la tercera, en el sur del país. Pero para que el SIC alcance niveles plenos de capacidad y seguridad se requieren inversiones por otros US$ 260 millones.