México DF. El banco local Ixe dijo que abandonaba un proceso de reestructuración financiera y operativa que busca que la endeudada aerolínea Mexicana vuelva a volar.

El 28 de septiembre de este año, el presidente del Consejo de Administración de IXE, Enrique Castillo Sánchez, había manisfestado la disposición del banco a inyectar US$120 millones a la aerolínea, de acuerdo a Milenio.

Ixe impulsaba un plan que permitiera a la firma, una de las dos mayores compañías aéreas del país, atraer el capital necesario para reanudar sus operaciones.

El plan de Ixe consideraba que Mexicana volviera a volar como una aerolínea de menor tamaño enfocada principalmente en rutas internacionales, con menos de la mitad de su plantilla de 8.000 trabajadores.

"Ixe ha informado ya a todas las partes interesadas y a las autoridades correspondientes sobre esta decisión", dijo el banco en un comunicado enviado a la Bolsa.

Si el plan resultaba exitoso, Ixe analizaría tener una participación accionaria menor en la renovada aerolínea.

Líderes de los sindicatos de Mexicana, que suspendió sus vuelos desde agosto por no poder costear sus operaciones, dijeron esta semana que las indemnizaciones propuestas por Ixe eran menores a las esperadas y estaban fuera de la ley.

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano, subrayó que de no lograrse un nuevo arreglo en el proceso de concurso mercantil —que establece un plazo de 180 días para lograr la reestructura financiera—, y reiniciar las operaciones aéreas de Mexicana “el siguiente paso para la aerolínea sería la quiebra”, informó a través de su twitter, de acuerdo a Crónica.

Ixe, un pequeño banco que cuenta con una correduría y una administradora de pensiones, se encontraba esta semana en conversaciones con el banco mexicano Banorte, uno de los mayores del país, y acreedor de Mexicana.

Según analistas y fuentes del sector, las conversaciones podrían llevar a que Banorte adquiera Ixe.

Con información de Reuters.