La mala imagen que proyecta Honduras en materia de inversión ha comenzado a tener consecuencias.

En reunión de junta directiva de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) se informó que los inversionistas del Valle de San Joaquín, en California, han declarado en stand by los proyectos de negocios en Honduras.

"Se declara en suspenso, a raíz de la inseguridad jurídica que vive el país", expresó Carlos López Urquía a los miembros de la Andi.

Esta noticia revelada por los inversionistas del Valle de San Joaquín viene a dar al traste con el trabajo de atracción de inversión que ha venido haciendo el sector industrial, que incluso contó con la participación del presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández.

Los industriales dijeron que Hernández también fue informado ayer sobre esta decisión, que pone en riesgo uno de los proyectos más ambiciosos que ha tenido el sector industrial.

López Urquía comentó que "Honduras queda en suspenso y se comienza a pensar en El Salvador y Guatemala, porque ellos necesitan seguridad jurídica para venir al país".

El proyecto que se gestaba con los inversionistas californianos incluía la posibilidad de invertir en las zonas áridas del país, para la siembra de cultivos aptos. Además de eso, se hablaba del proyecto de generar 80.000 empleos temporales en California, que serían dirigidos para agricultores hondureños.

De acuerdo con los industriales, el personal del Centro Asesor para el Desarrollo de Recurso Humano (Caderh) se encontraba listo para llevar al personal, que comenzaría a seleccionarse el próximo mes.

El presidente de la Andi, Adolfo Facussé, confirmó la información al comentar que "mientras no exista seguridad jurídica no habrán inversiones".

Agregó que "tenemos un grupo de inversionistas de California, ellos quieren sembrar árboles frutales en Honduras y han estado pendientes de qué pasa en el Bajo Aguán, porque no quieren ir a un sitio a invertir y que luego se lo quiten".

En relación a este tema, los industriales solicitaron al gobierno buscar una solución para que la imagen negativa que proyecta Honduras no siga creciendo. "Pedimos que resuelvan el tema del Bajo Aguán y la polémica del canal ocho", puntualizó Facussé