La Administración Nacional de Puertos entrega este viernes a la firma Obrinel S.A. un predio ubicado en el Espigón F del puerto de Montevideo, donde se construirá una terminal de acopio y embarque de astillas de madera y graneles, además de la construcción de un puesto de atraque.

La nueva terminal tendrá un calado de 12,60 metros, y fue cedida vía licitación pública, en diciembre de 2010. Tendrá un almacenaje de 210.000 toneladas de granos, más una capacidad de almacenaje 38.000 toneladas de chips de madera, con un costo estimado de US$65 millones.

La firma Obrinel esta compuesta por capitales uruguayos y extranjeros, entre los que se encuentra el Grupo Christophersen, que cuenta con la concesión del puerto de Nueva Palmira.