Londres. Uno de los grupos que asesoran accionistas más importantes de Gran Bretaña instó este miércoles a los inversores de Xstrata a rechazar un plan de compra de US$33.000 millones por parte del operador de materias primas Glencore.

El organismo asesor Pirc dijo que está preocupado por el nivel de profundidad de revisión de antecedentes que ha mostrado Glencore dada la complejidad de su negocio y la insuficiente representación de consejeros independientes en Xstrata.

Bajo una estructura compleja, los inversores de Xstrata lograrán votar sobre la fusión en la reunión general extraordinaria que sostendrá la minera el 20 de noviembre y sobre un plan varios millones de libras para retener a sus multimillonario para retener a directivos.

Incluso un rechazo del paquete de retención no pondría en peligro la fusión.

Pirc dijo en un comunicado que excluyendo al presidente, sólo tres directivos de Xstrata son considerados independientes según las propias directrices de Pirc.

"Esto eleva las preocupaciones sobre la objetividad con que se tomó la decisión detrás del acuerdo por parte de los directores que según Xstrata son independientes", agregó.

Pirc dijo que también había preocupaciones sobre una posible influencia de ejecutivos en la decisión "debido al lucrativo paquete involucrado si el acuerdo es aprobado y llevado a cabo".

En septiembre, el operador de materias primas cedió ante las presiones de inversores y elevó su oferta a 3,05 nuevas acciones por cada título de la minera, en lugar de su oferta inicial de 2,8 acciones.

ISS, la firma asesora de accionistas que es seguida de cerca por los inversores institucionales estadounidenses, recomendó en agosto a los accionistas votar en contra de una fusión.