Empresarios de la región del Véneto y Verona (Italia), del rubro de alimentos, ven al Paraguay como un posible destino de las inversiones en este sector, dado que hay serias intenciones de realizar emprendimientos conjuntos.

En un encuentro con la prensa en el local de la Unión Industrial Paraguaya, el presidente de “Véneto Food”, Emanuele Boccardo, explicó este martes que este es un consorcio privado, pero conformado (en diciembre pasado) “con la bendición” de las autoridades oficiales de la región del Véneto, en el nordeste de Italia, donde están ubicados Venecia y Verona, y unos 6.000.000 de habitantes, pese a ser un territorio diez veces más pequeño que Paraguay.

Además agregó que el consorcio representa a 5.000 empresas que generan diversos tipos de alimentos procesados, dan empleo a 50.000 trabajadores y cuentan con una facturación anual superior a los US$6.000 millones.

En cuanto al tipo de alimentos manufacturados, enumeró vinos, queso, fideos, galletitas, dulces, pescado, carne vacuna,  derivados de la agricultura, etc. “Es decir, son realmente muchos productos para alcanzar la facturación anual señalada”, destacó.    

Preguntado qué implica “la bendición” de la región del Véneto, explicó que el consorcio es netamente privado y orientado a los negocios, pero trabaja en el marco de una alianza estratégica con instituciones públicas de la región, donde estas entidades tratan de funcionar con mucha eficiencia, facilitar el comercio y los negocios, y mantener una conexión política e institucional con otras instituciones de Italia o de otros países.   

Comercio e inversión. Al ser consultado sobre los negocios que pueden hacer con las empresas paraguayas o en Paraguay, Boccardo contestó que, concretamente, se puede hablar de exportaciones e importaciones, de productos italianos que llegan al Paraguay o productos paraguayos que lleguen al Véneto.

“También se puede hablar de alianzas entre empresas paraguayas y vénetas para crear aquí o en Italia otras entidades, dependiendo de las necesidades de cada parte”, afirmó.    

Requerido por qué escogieron visitar en Sudamérica primero a Paraguay, Boccardo contestó que “es un país muy interesante, con similitudes culturales con Italia y de tipología de personas. Es muy interesante para el desarrollo industrial, tiene muchas posibilidades y hasta ahora poco poder industrial”, apuntó.    

Preguntado si ya se reunieron con algunas empresas locales, dijo que el lunes fueron a hablar con dirigentes de la Cámara Paraguaya de la Stevia, y que acordaron inicialmente crear un “joint venture” (emprendimiento conjunto) entre la citada cámara y la Universidad de Padua para implementar estudios sobre el ka’a he’ê.