Sala de Inversión. El reciente ingreso a Bolsa del famoso equipo inglés Manchester United en la plaza bursátil de New York (NYSE), mediante una Oferta Pública Inicial de Acciones, conlleva una pregunta que se repite con insistencia: ¿será este el Facebook del planeta fútbol?

Las primeras versiones apuntaban a que el club inglés buscaba recaudar US$1.000 millones. ¿Objetivo? Reducir su deuda. Pero lo concreto es que el Manchester United busca recaudar una cifra 10 veces menor: US$100 millones.

No se ha comunicado públicamente el número de acciones que venderá al público, pero aún quedan otros detalles por publicar acerca de la salida a bolsa.

Analicemos el rendimiento financiero del club durante los últimos tres años tal como se destaca en su presentación.

Aumento de los ingresos. El aumento de los ingresos de un club de fútbol depende en gran parte de su rendimiento general en la cancha. Sin embargo, el mayor potencial del Manchester United está en su segmento comercial, donde el equipo puede apoyarse en su potente marca tal como lo ha estado haciendo en Asia durante los últimos años. Este segmento constituye la fuente principal del incremento de los ingresos para el club.

Los ingresos recaudados en los días de partido tienen una gran correlación con la cantidad de partidos que juega el equipo. Ésto se traduce en el rendimiento del equipo en los torneos europeos y locales, como la Liga de Campeones y la Premier League. No obstante, este segmento de ingresos está en parte limitado por la capacidad del estadio y la duración de la temporada de fútbol.

Los ingresos generados por la transmisión de los partidos provienen de los derechos de emitir por televisión en los que tenga participación el club. Dado que el valor del contrato por la transmisión de las próximas tres temporadas de fútbol inglés aumentó un 70% al inicio de este año, Manchester United seguramente incrementará sus ingresos correspondientes a este segmento en los próximos años.

1223

Tal como se puede ver en el gráfico 1, en 2011 el aumento de los ingresos fue positivo: un 15,7% en comparación con un 2,9% en el año anterior. Hasta marzo de 2012, fecha que delimita los últimos 9 meses, el Manchester United logró incrementar sus ingresos en un 6% en relación al año anterior, en el que los ingresos provenientes del segmento comercial aumentaron un 16,8%.

En términos generales, el incremento de los ingresos en el pasado fue satisfactorio en la mayoría de los segmentos, especialmente en el área comercial. Sin embargo, todas las fuentes de ingresos responden al resultado del desempeño global del club y este podría verse afectado por una sola mala temporada que culmine en la no calificación para la Liga de Campeones. Dado que la primera división inglesa se ha vuelto más competitiva durante los últimos dos años, con la llegada del Manchester City, principal rival del Manchester United y campeón en la última temporada, ahora podría suceder lo inconcebible si el Manchester United no calificase para los principales torneos europeos.

Ganancias. Por lo tanto, ya que hay buenas perspectivas en cuanto al crecimiento de los ingresos, la atención se centra ahora en las ganancias del club. El total de ganancias operativas antes de intereses e impuestos (EBIT) de un club de fútbol se calcula como ingresos menos gastos operativos más ganancias generadas por la venta de jugadores. A pesar de que la enajenación de jugadores forma parte del modelo de negocios de un club, es importante separar las dos cifras para obtener un panorama general, ya que la venta de todos los jugadores no es una fuente de ingresos sostenible.

Mientras que los ingresos aumentaron en 2,9% y 15,7% en 2010 y 2011 respectivamente, el total de ganancias operativas antes de intereses e impuestos (EBIT) mostró una leve caída. Excluyendo las ganancias generadas por la venta de jugadores en 2009-2011, se observa que el EBIT aumentó 17,5% en 2010 y 15,4% en 2011. Si se observa el EBIT total (incluyendo la venta de jugadores) se muestra una caída de 47,9% y 1,6% en 2010 y 2011 respectivamente. El incremento en las ganancias por un total de 80 millones de libras en el 2009 corresponde a la venta de un solo jugador: Cristiano Ronaldo.

1221

 

Por lo tanto, queda claro que la principal razón por la cual el Manchester United ha optado por cotizar en bolsa es para poder reducir su deuda. Tal como se ve en el gráfico 3, los gastos generados por los intereses han tenido un impacto significativo en los resultados financieros del club.

1222

Sólo en 2009, 2010 y 2011, el club pagó 188 millones, 110 millones y 53 millones de libras en intereses sobre su deuda. Estas elevadas cifras han impedido que el Manchester United pueda contratar jugadores caros como lo han hecho sus vecinos del City. Las ganancias correspondientes al 2012 parecen ser muy buenas, pero detrás de este aumento hay una explicación relevante. La razón principal de este casi aparente incremento en las ganancias se debe a 22,5 millones de libras en créditos fiscales. No es algo que pueda darse todos los años, por lo que los inversores a futuro deben atenerse a ganancias cercanas a los niveles del 2011.

También resultan significativas las ganancias del club en 2009. A pesar de la venta de Cristiano Ronaldo por 80 millones de libras (el precio más alto pagado por la compra de un jugador de fútbol), dicha cifra ni siquiera alcanzó para cubrir los intereses generados por la deuda del club de 118 millones de libras. Si el club no hubiese vendido su jugador más valioso, su pérdida habría sido mucho mayor que la constatada en 2010. La pregunta es la siguiente: ¿el Manchester United hubiera vendido a Ronaldo si su deuda hubiese sido menor en 2009? Tal vez no.

Conclusión. En términos generales, el Manchester United está cargado de deudas y sus dueños ahora esperan que los inversores les ayuden a reducirla. El flujo de caja operativo del club fue negativo en 2011 y es negativo para todos los meses hasta marzo de 2012.El aumento de los ingresos del club a futuro depende en gran parte de su segmento comercial. Otros segmentos tales como los días de partido y la transmisión, se ven afectados por fuerzas externas a la voluntad del club, y por lo tanto no pueden ser impulsados por las iniciativas del equipo.

En el ámbito del fútbol moderno, generalmente no se espera que los clubes produzcan ganancias importantes – los ingresos deben gastarse en fortalecer al equipo con nuevas contrataciones. Sumado a ello, se establece claramente en la solicitud de salida a bolsa del club que no está en sus planes pagar ningún dividendo a sus accionistas en un futuro inmediato.

Por lo tanto, los inversores del equipo obtienen un club de fútbol fuertemente apalancado, con dos años consecutivos de flujo de caja negativo, un accionista principal que dirige la operación y fuentes de ingresos que podrían verse muy afectadas por un mal desempeño de sólo un año. Se puede adorar u odiar las acciones de los clubes de fútbol, pero como sea, lo más probable es que constituyan una pésima inversión.