Lima. La Gerencia Subregional Morropón – Huancabamba invertirá 24 millones 173,000 nuevos soles (casi US$8 millones), durante el año 2015, en obras dirigidas a fortalecer la economía de las zonas altoandinas de Piura y mejoran la calidad de vida de su población, se anunció.

El gerente subregional, Álvaro López Landi, manifestó que la inversión será destinada en sectores claves para un despliegue de modernas infraestructuras ya que estas obras van a generar más empleo, mejores vías de comunicación y más producción, elevando su productividad y sus ingresos de manera sostenible

Señaló, además, que la actual gestión que preside regional de Piura, Reynaldo Hilbck Guzmán, es consciente de las necesidades urgentes que se requiere en los sectores como educación, salud, saneamiento, energía, agropecuaria, transporte , orden y seguridad.

Por ello, con estas nuevas obras se impulsará el crecimiento económico y, entre otras medidas, buscará concluir de manera satisfactoria los proyectos iniciados o ya adjudicados y continuar trabajando en la formulación de una importante cartera de proyectos que permitan seguir cerrando la brecha de infraestructura y provisión de los servicios básicos.

Las obras proyectadas son la construcción del sistema de riego de Cascapampa en el distrito de Sondorillo, mejoramiento de la defensa ribereña en río Piura sector la Huaquilla, distrito de Morropón, construcción del colegio de Succhirca en el distrito de Huarmaca.

También la construcción de la carretera de Chula – Lirios en Huancabamba, construcción de infraestructura de defensas ribereñas en la localidad de Nuevo Hualapampa, distrito de Huarmaca.

Además con este presupuesto se culminará con las obras que se vienen ejecutando como es la I.E N°14647 Efren Estela Arambulo Seminario del distrito de Morropón, construcción del Centro de Salud de Frías, ampliación y mejoramiento del Sistema de Agua Potable de Tunal distrito de Lalaquiz.

Paralelamente, con la construcción del Centro de Salud de Santo Domingo y con la instalación del servicio de energía en el caserío de Olmitos en Huancabamba; se acelera la inversión de calidad, reduciéndose la pobreza y mejorándose la calidad de los servicios públicos.