Bogotá. El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Luis Genaro Muñoz, advirtió que el caficultor colombiano va a pasar un año difícil en 2011 por culpa de los caprichos del clima, sin contar con una caída de precios o una fuerte revaluación.

Muñoz aclaró que por culpa del invierno de 2010, los cafeteros perdieron US$200 millones aproximadamente.

De acuerdo con el gerente de la Federación, en 2010 se vieron afectados por los menos un millón de sacos, por lo que el costo de la cosecha este año fue cercana a los cuatro billones de pesos colombianos.

El gerente de la Federación indicó que la actividad cafetera está enfrentada a uno de los fenómenos de la Niña más severos de los últimos años.