Tokio/Los Angeles. El teléfono iPhone de próxima generación de Apple, un éxito de superventas, lleva chips de Samsung Electronics, Micron Technology y STMicroelectronics, según un análisis de las piezas realizado por la firma tecnológica iFixit.

El iPhone 4 saldrá a la venta este jueves en cinco de las mayores economías del mundo -China y su custodiado sector de telecomunicaciones es una excepción notable-, y se prevé que las tiendas se llenen de consumidores deseosos de hacerse con el aparato.

Apple vendió la semana pasada 600.000 unidades de estos teléfonos, más finos y mejor equipados y que cuestan US$199, en su primer día de preventas, causando un diluvio de interés que saturó los sistemas de pedido y exprimió el inventario de su proveedor, AT&T.

Pero iFixit, una conocida firma que los clientes suelen contratar para desmontar los productos de Apple y proporcionar datos sobre sus piezas, explicó que consiguió obtener uno de los aparatos a través de un empleado de Silicon Valley con el que se había puesto en contacto dos días antes, en medio de las numerosas informaciones en la web sobre envíos anticipados similares.

Samsung y Micron se encargaron de suministrar a Apple la memoria flash del teléfono, según el análisis realizado en la ciudad californiana de San Luis Obispo.

STMicro, el mayor fabricante europeo de semiconductores, ha proporcionado los acelerómetros y giroscopios utilizados para determinar la posición del teléfono, dijo iFixit a Reuters.

Otros proveedores son Cirrus Logic, uno de los principales de Apple, y el especialista en chips de telefonía móvil Skyworks Solutions.

Numonyx había suministrado los chips de las versiones anteriores, pero fue adquirido por Micron este año por US$1.270 millones.