Khour Abdullah, Irak. El plan de Irak de incrementar su capacidad de producción de petróleo a 12 millones de barriles por día hacia el 2017 irá de la mano con la expansión de sus instalaciones de exportación, dijo este domingo el viceprimer ministro Hussein al-Shahristani.

El proyecto de expansión en la región petrolera de Basora considera la construcción de dos oleoductos submarinos y uno en tierra, y la instalación de cuatro amarraderos de punto único (SPM, por su sigla en inglés) para cargar tanqueros a un costo de aproximadamente US$1.300 millones, dijo Shahristani a periodistas.

Durante una visita de tres días a los campos y dependencias petrolíferas, el funcionario dijo que Irak esperaba que su producción de petróleo llegara a los 3 millones de bpd para finales de este año y que esperaba la cifra adicional de 500.000 a 1 millón de bpd para el año próximo.

Irak está reconstruyendo su infraestructura petrolera tras años de conflicto y ha firmado acuerdos con las principales petroleras mundiales para llegar a la capacidad de producción propuesta de 12 millones de bpd para el 2017. La mayoría de los analistas afirma que 6 a 7 millones de bpd son más realistas.

"Hasta ahora, el obstáculo para elevar la producción no ha estado teniendo suficientes salidas de exportación para lidiar con la cantidad de crudo (producida)", dijo Shahristani.

"Los planes de exportación se enfrentan al aumento en la producción de petróleo. Esperamos que nuestros contratos de petróleo impulsen la producción a alrededor de 12 millones de bpd y tenemos que tener una capacidad de exportación que vaya de la mano con esa capacidad de producción", agregó.

Shahristani dijo que esperaba que la producción petrolífera de Irak superase los 4,5 a 5 millones de bpd en tres años, y que se elevase posteriormente más rápido en los próximos tres años hacia el objetivo de capacidad de 12 millones de bpd.

Dijo que los dos primeros nuevos amarraderos en el proyecto de expansión exportadora, que tendrán una capacidad de 900.000 bpd cada uno, estarían listos para finales de este año.

Tras completar el proyecto de expansión de plantas para exportación, Irak empezaría a renovar dos terminales de petróleo existentes en el sur de Basora, dijo el viceprimer ministro.

El país planea además construir un oleoducto estratégico desde los campos del sur de Basora por Siria y Turquía.