Bagdad. Irak aprobó un plan para expandir sus rutas de exportación de petróleo aumentando la capacidad de sus yacimientos en el norte y construyendo un oleoducto para enviar el combustible desde sus campos del sur hacia Ceyhan en Turquía, dijo un portavoz del Gobierno.

El plan de contingencia fue establecido por el Comité de Energía y Economía del Gobierno a fin lidiar con una potencial crisis en caso de que Irán cierre el Estrecho de Ormuz, lo que podría detener alrededor del 80% de las exportaciones de petróleo de Irak.

Irán ha amenazado con cerrar el Estrecho de Ormuz, usado para un tercio del comercio de petróleo marítimo del mundo, si las medidas de Occidente para vetar las exportaciones de crudo iraní paralizan a su sector energético.

"Los planes a corto y mediano plazo serán mediante un impulso al bombeo de crudo y aumento de la capacidad de exportación mediante el puerto de Ceyhan en Turquía. También aumentar la cantidad de camiones que están enviando crudo", dijo el domingo el portavoz gubernamental Ali al-Dabbagh.

Irak exportó 2,014 millones de barriles de petróleo por día (bpd) en febrero, incluyendo 1,711 millones de barriles diarios de su centro petrolero sureño en Basora y mediante el terminal de exportaciones en el Golfo, y 375.000 barriles diarios de sus campos en el norte, de Kirkuk hacia Ceyhan.

Dabbagh dijo que los planes aprobados por el Gobierno eran una medida a corto plazo basada en las recomendaciones del Ministerio del Petróleo, y dijo que elevaría los esfuerzos para convencer a Irán y Estados Unidos de la necesidad de evitar cerrar el Estrecho de Ormuz.

"El Ministerio del Petróleo sugirió acelerar el trabajo para terminar la construcción del oleoducto estratégico del norte y conectarlo al de Kirkuk-Ceyhan para exportar petróleo de Basora mediante el puerto de Ceyhan", dijo Dabbagh.

Irak también avanzó con la construcción de un oleoducto de 680 kilómetros, capaz de transportar un millón de barriles diarios de crudo desde los campos sureños cerca de Basora a una estación principal de bombeo en Haditha en el oeste, dijo un portavoz del Ministerio del Petróleo.

"Logramos completar la construcción de 200 kilómetros del ducto con planes de terminar todo el trabajo en el 2013. Tendremos la flexibilidad de enviar crudo de Basora a varios destinos, incluyendo el puerto de Ceyhan", dijo Asim Jihad.

El oleoducto Kirkuk-Ceyhan ha sido saboteado varias veces desde la invasión estadounidense del 2003, y suele presentar fallas técnicas que impiden su funcionamiento.

Bajo el plan de contingencia, Irak podría revivir el oleoducto entre Irak y Siria como una medida a largo plazo para enviar crudo desde los campos sureños a Banias en el mediterráneo. También se consideraban planes para construir un oleoducto para transportar crudo al puerto Aqaba de Jordania.

El año pasado, funcionarios iraquíes y jordanos dijeron que ambos países acordaron en principio construir un oleoducto para abastecer a Jordania de petróleo crudo en un futuro. Irak transporta entre 10.000 y 15.000 barriles diarios de crudo en camiones hacia Jordania.