Bagdad. El Ministerio de Petróleo de Irak redujo los suministros de algunos productos de petróleo a la región kurda en un 50% debido a la venta por parte de los kurdos de lo que dijo era un exceso de queroseno, desechos de combustible y nafta a Irán, indicaron funcionarios.

La medida amenazó agravar las ya tensas relaciones entre la minoría kurda de Irak y el Gobierno liderado por árabes de Bagdad, en momentos en que las fuerzas estadounidenses, que han actuado como amortiguador entre ambas partes desde la invasión del 2003, están comenzando a marcharse.

La decisión de recortar los suministros al semi autónomo Gobierno Regional Kurdo fue ordenada por el ministro de Petróleo, Hussain al-Shahristani, según mostraron documentos del ministerio obtenidos por Reuters.

"En base a instrucciones del Ministerio de Petróleo, se decidió recortar la asignación de queroseno y combustible diésel enviado a las provincias de la región kurda en un 50% hasta nuevo aviso", indicó un documento.

Un funcionario del Ministerio de Petróleo, quien declinó ser nombrado, dijo que la decisión fue tomada en respuesta a un reconocimiento el mes pasado del ministro de Recursos Naturales kurdos, Ashti Hawrami, de que la región está vendiendo el excedente de productos de petróleo a compañías privadas.

Esas compañías privadas están exportando los productos a través de la vecina Irán, un desafío a los esfuerzos de Estados Unidos para imponer sanciones a la República islámica.

Las exportaciones han tensionado más las relaciones entre kurdos y árabes.

Shahristani ha dicho que algunas exportaciones de crudo serían ilegales porque la ley sólo permite a la Organización Estatal de Comercialización de Petróleo vender petróleo al extranjero.

Pero él también se ha quejado de la reventa de productos refinados debido a que Irak no produce lo suficiente para ser autosuficiente y tiene que importar.

"El Gobierno Regional Kurdo está permitiendo la exportación ilegal de productos refinados que tienen lugar mientras el Gobierno federal tiene que gastar millones para importar combustibles refinados debido a un déficit", dijo el funcionario del Ministerio de Petróleo.

Funcionarios kurdos condenaron la decisión de restringir suministros de queroseno y diésel a su región, y dijeron que harían esfuerzos para garantizar que los precios de los combustibles no suban.