Davos, Suiza. El gobernador de Irán en la OPEP dijo que el grupo no había convocado a una reunión de emergencia, pese a que los precios del petróleo llegaron a su nivel máximo en 28 meses, acercándose a los US$100, debido a los disturbios en Egipto.

"Hasta donde tengo información no ha habido un llamado para una reunión extraordinaria por el momento", afirmó Mohammad Ali Khatibi durante una entrevista telefónica.

Al contar con la presidencia de la OPEP este año, el ministro del Petróleo de Irán tiene la autoridad para convocar a un encuentro extraordinario antes de la fecha programada de junio.

Los precios del crudo Brent alcanzaron un máximo de 28 meses el viernes, acercándose a los US$100 el barril mientras que el crudo estadounidense escaló en más de 4% debido al impacto en los mercados provocado por las protestas en Egipto, que no integra este grupo.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, se dirigió a la nación después de que los mercados de petróleo habían cerrado y dijo que Egipto necesitaba dialogo y no violencia para finalizar los problemas que llevaron a días de protestas.

Reemplazó a su gabinete el sábado y ordenó la intervención de tropas y tanques en la capital El Cairo para ayudar a sofocar las protestas que han sacudido a la nación más poblada del mundo árabe.

"Es normal que los precios aumenten de ese modo después de tales eventos, es sólo una fluctuación normal en el mercado, eso es todo", dijo Khatibi.

Varios miembros de la OPEP han indicado que el mercado aún está bien abastecido, al tiempo que el ministro de Petróleo de los Emiratos Arabes Unidos, Mohamed al-Hamli, no expresó preocupación alguna por los actuales niveles de suministros.

El secretario general de la OPEP, Abdullah al-Badri, también dijo que el mercado estaba "bien abastecido".

El influyente ministro de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, había indicado que la demanda estaba creciendo y que si había necesidad de suministros adicionales la OPEP tenía suficiente capacidad adicional para bombear más al mercado.