Teherán. Irán advirtió hoy que el barril de petróleo podría alcanzar los US$150 como consecuencia del reciente embargo impuesto por la Unión Europea (UE) contra las exportaciones de crudo iraní por su programa nuclear.

"A pesar de que no se puede hacer una predicción exacta en los precios del petróleo, parece ser que seremos testigo de un precio entre US$120 y US$150 por barril en el futuro", dijo el viceministro del Ministerio iraní de Petróleo, Ahmad Qalebani, según la agencia oficial de noticias Irna.

Qalebani, quien también es presidente de la empresa petrolera estatal National Iranian Oil Co. (NIOC), destacó que el embargo resultará dañino para la propia UE.

Advirtió a las compañías petroleras extranjeras que si no renuevan sus contratos a largo plazo con Teherán enfrentarán las consecuencias de perder los beneficios del segundo mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El embargo, aprobado por la UE el lunes pasado, entrará en vigor completamente el próximo 1 de julio. Sin embargo, un grupo de inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) llegó hoy a Irán para una visita de tres días que se enfocará en observar el programa nuclear de Teherán.

Hasta esa fecha el embargo se va a implementar de forma gradual, a medida que los países de la UE más dependientes del petróleo iraní encuentren nuevos proveedores.

Con el fin de no darle tiempo a Europa a ello, el parlamento iraní (Majlis) planea considerar este domingo la interrupción del suministro de crudo.

El parlamento iraní discutirá una iniciativa que busca suspender las exportaciones petroleras a la UE a partir de esta semana, informó Hossein Ebrahimi, subjefe del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Majlis, citado por Press TV.

El viernes pasado, el precio del barril de referencia Brent subió a US$111.50 ante la expectativa de que el congreso iraní vote este domingo a favor de frenar las exportaciones a la UE en respuesta a la decisión europea de dejar de importar crudo iraní.

Los precios del crudo Brent han subido en cerca de ocho dólares por barril desde mediados de diciembre debido a la escalada de tensión entre Irán y Occidente por el programa nuclear de Teherán, así como las amenazas iraníes de cerrar el estratégico estrecho de Ormuz.