Dubai. Irán tiene suficientes fondos para resistir un embargo total de sus ventas de petróleo durante dos a tres años, dijo el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, según fue citado por medios locales, días antes de la reanudación de conversaciones con potencias mundiales sobre el programa nuclear de Teherán.

La Unión Europea tiene previsto imponer un embargo total sobre el petróleo iraní a partir de julio siguiendo medidas similares impuestas por Estados Unidos para intentar forzar a Irán para que abandone el enriquecimiento de uranio.

"Debemos decirles que tenemos tanto guardado que incluso aunque no vendiéramos crudo durante dos o tres años, el país se las arreglaría con facilidad", declaró Ahmadinejad durante una visita a la provincia de Hormuzgan, según fue citado este martes por la agencia de noticias Fars.

Estados Unidos y sus aliados esperan que las sanciones sobre los sectores energéticos y financieros iraníes lo fuercen a abandonar el enriquecimiento de uranio, que sospechan está destinado al desarrollo de armas nucleares. En tanto, Irán dice que su objetivo es puramente pacífico.

Irán tiene previsto reanudar esta semana las conversaciones con países occidentales, más Rusia y China, sobre su programa nuclear.

La Agencia Internacional de Energía dijo recientemente que las amplias sanciones contra Irán podrían reducir sus exportaciones de petróleo cerca de un millón de barriles por día, o un 40%, a partir de mitad de año.

Países europeos, incluyendo a Grecia, España e Italia han sido importantes clientes de Irán y están buscando proveedores alternativos antes de que se introduzca la prohibición.

Ahmadinejad acusó a los países occidentales de estar solamente interesados en saquear, según reportó Fars.

"Quienquiera abusar de los derechos de Irán, el pueblo joven de Hormuzgan los golpeará en la boca al punto de que no podrán encontrar el camino a casa", agregó.