Teherán/Caracas. El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, buscará el apoyo de líderes latinoamericanos de izquierda en una gira que empezará este domingo, después de las nuevas y severas sanciones impuestas por Occidente contra la industria petrolera de Teherán.

Su primera parada será en su aliado y socio de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), Venezuela, donde Ahmadinejad tiene asegurada una cálida bienvenida por parte del presidente Hugo Chávez.

También visitará Cuba y Ecuador y participará en la ceremonia de investidura del reelecto presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

Ahmadinejad y el presidente Hugo Chávez, ambos fieros críticos de Estados Unidos, han acercado sus lazos políticos y comerciales en los últimos años, causando irritación en Washington.

A continuación algunos datos sobre los lazos entre Venezuela e Irán:

Geopolítica. Ahmadinejad y Chávez, persiguen el objetivo de debilitar al "imperialismo" y abrir nuevos centros de poder globales. El líder venezolano una vez llamó a su contraparte iraní "el gladiador antiimperialista".

Funcionarios de Estados Unidos han expresado preocupación por las relaciones entre Irán y gobiernos izquierdistas sudamericanos incluyendo Brasil, Bolivia, Ecuador, Cuba y Nicaragua.

Teherán ha fortalecido los nexos con la región rica en materias primas, pero económicamente pobre, prometiendo la construcción de casas y fábricas, a cambio de apoyo diplomático para su programa de energía nuclear.

Algunos en Estados Unidos, incluidos medios y políticos derechistas, temen que la cooperación se profundice y que Venezuela pueda ayudar a Irán a desarrollar armas nucleares, algo que ambos países niegan firmemente.

Nuclear. Como otros líderes de América Latina, Venezuela apoya el programa nuclear iraní, que Teherán asegura tiene fines pacíficos.

El mismo Chávez abandonó sus planes de desarrollo nuclear luego del desastre en un reactor en Japón e insiste que se opone a las armas atómicas.

Irán está ayudando a Caracas a certificar sus depósitos de uranio, aunque Venezuela aún no extrae el mineral.

Defensa. El ministro de defensa de Irán visitó Venezuela en el 2010, el primer acercamiento de este tipo desde la Revolución Islámica en 1979.

Las fuerzas armadas de ambos países dijeron tener un acuerdo de cooperación y entrenamiento, pero no ofrecieron detalles.

Venezuela negó este mes vigorosamente reportes de medios europeos que indicaban que Irán estaba construyendo bases de misiles en el país sudamericano.

No obstante, analistas creen que existe algún tipo de acuerdo de intercambio militar entre las naciones.

Petróleo. Venezuela e Irán son aliados y miembros de la OPEP. En el 2010 decidieron invertir US$760 millones en los sectores energéticos de ambos países y Caracas se comprometió a enviar 20.000 barriles diarios de gasolina a Teherán por un valor de US$800 millones.

El Departamento de Estado estadounidense dice que  la petrolera estatal venezolana Pdvsa envió al menos dos cargamentos de un complemento para hacer gasolina a Irán entre diciembre del 2010 y marzo del 2011, valuados en US$50 millones.

El contrato de suministro de gasolina podría ayudar a Irán si las potencias occidentales endurecen las sanciones a sus importaciones de combustibles por su programa nuclear.

En mayo del 2011 Estados Unidos sancionó a Pdvsa por mantener negocios con Irán, lo que desató las protestas de miles de trabajadores de la firma, mientras que Chávez consideró la medida como una nueva agresión del "imperio".

Finanzas. Ambas naciones son críticas de las instituciones financieras globales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

En el 2010 iniciaron un banco de capital mixto con un capital inicial de US$200 millones.

En el 2008, Estados Unidos impuso sanciones a una filial de un banco iraní que operaba en Venezuela. Washington dijo que el banco canalizó dinero para la compra de armas. Los dos países negaron los cargos.

Un fiscal distrital estadounidense dijo en septiembre que estaba investigando varios bancos venezolanos que presuntamente estaban ayudando a Irán a esquivar las sanciones.

Israel. Chávez es muy popular en el mundo Musulmán, en parte por su fuerte oposición a la política exterior israelí.

El líder ha dicho que Israel es un "Estado genocida" por sus acciones militares en áreas civiles en los Territorios Palestinos y por la guerra del Líbano.

Sin embargo, Chávez no apoya las demandas de Ahmadinejad que indican que el Holocausto fue un "engaño".

Comercio. Las importaciones de Venezuela desde Irán ascendieron a US$89 millones en el 2009, con exportaciones de tan sólo US$450.000.

Los países han firmado docenas de acuerdos que en el papel valen millones. Irán ayudará a su aliado a construir casas y ha levantado fábricas de leche y carros en Venezuela.

Chávez anunció en el 2006 la apertura de una ruta aérea regular y sin escalas entre Caracas y Teherán, pero los vuelos fueron suspendidos el año pasado.