Dubai. Irán podría frenar la caída en sus envíos de petróleo en julio gracias al incremento de las importaciones chinas a cifras récord equivalentes a más de la mitad de las exportaciones de crudo de Irán, dijo un informe de la industria.

Las exportaciones de petróleo de Irán promediarían 1.084 millones de barriles por día en julio, con pocos cambios frente a 1.094 millones de bpd en junio, en un informe preliminar de Petrologistics, una consultora con sede en Ginebra.

Las exportaciones de petróleo de Teherán se redujeron a la mitad en los cuatro meses desde febrero a junio debido a las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que buscan desincentivar el programa nuclear de Irán que creen busca construir armas.

Sólo China, India, Japón y Taiwán importarían petróleo iraní en julio, dijo Petrologistics, aunque es posible que se derive un cargamento a Turquía.

Un embargo de la UE a la compra de petróleo y los seguros navieros entró en rigor a inicios de julio, y Turquía, que no forma parte de la UE, también redujo fuertemente sus compras de petróleo iraní.

China es ahora el principal cliente de Irán y negoció importantes rebajas de precios. Incrementaría sus importaciones a 587.000 bpd en julio, o el 54% del total de las exportaciones de Irán, frente a 428.000 bpd en junio y un promedio de 478.000 bpd en el 2011, dijo el informe de Petrologistics.

Las compras de India de petróleo iraní en julio también repuntarían a 335.000 bpd frente a 264.000 bpd en junio, levemente por encima del promedio de 326.000 bpd importado el año pasado.