Pekín. Irán está embarcando petróleo a China, su principal comprador, a pesar de una disputa sobre condiciones de carga y hasta ahora despachó un tercio de los 12 millones de barriles que debía enviar en los primeros 20 días de julio, dijeron operadores y fuentes navieras.

La disputa sobre costos de embarque amenazó con interrumpir el flujo de petróleo de Irán a China, uno de los pocos clientes restantes de la República Islámica luego que sanciones de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos redujeran el total las exportaciones de petróleo de Teherán a la mitad.

La enorme refinería estatal de China, Sinopec, y la naviera iraní National Iranian Tanker Co (NITC) parecen estar negociando condiciones de carga sobre la base de cada buque cisterna y por lo menos 4 millones de barriles de petróleo iraní están en camino a refinerías chinas, dijo un operador petrolero chino familiarizado con las negociaciones.

"Parece que las negociaciones sobre la carga no son un paquete, sino viaje por viaje", dijo el operador, que pidió no ser identificado debido a la naturaleza sensible del tema.

Las sanciones de la Unión Europea prohíben que buques cisterna cargados de petróleo iraní tengan acceso al mercado de seguros, que es dominado por Occidente, y obligaron a Sinopec a depender de NITC para la entrega de los 500.000 barriles diarios de crudo que compra a Irán.

Las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea buscan recortar los ingresos petroleros de Irán y obligar al país a suprimir un programa nuclear que, según Occidente, está siendo usado para fabricar una bomba atómica. Irán dice que sus actividades nucleares cumplen funciones civiles.

China redujo sus importaciones de crudo iraní a menos de la mitad en el primer trimestre del 2012 debido a una disputa sobre condiciones contractuales, por lo que obtuvo una exención a las sanciones estadounidenses.

Las importaciones se recuperaron en abril, pero los recortes del primer trimestre fueron tan profundos que, en un promedio para todo el año, las importaciones chinas de petróleo iraní serán un 14% menores que en el 2011.