Seul. Corea del Sur decidirá pronto sobre una reanudación de sus importaciones de crudo iraní luego de que Teherán ofreciera enviar y asegurar el petróleo para evitar el impacto de las sanciones de la Unión Europea (UE), dijeron este viernes dos fuentes del gobierno en Seúl.

El embargo petrolero de la UE y las sanciones de Estados Unidos buscan sofocar el flujo de petrodólares hacia la economía iraní y obligar a Teherán a frenar su programa nuclear.

Occidente sospecha que Teherán busca desarrollar armas nucleares, mientras que Irán sostiene que necesita operar reactores para elevar su producción de energía eléctrica.

Corea del Sur, que previamente estaba entre los cinco principales compradores de crudo de Irán, detuvo sus importaciones en julio cuando las sanciones de la UE prohibieron que las compañías que dominan el sector de seguros marítimos globales ofrecieran coberturas para envíos iraníes.

"El gobierno surcoreano no será reticente y la decisión sobre la importación de crudo de Irán se tomará pronto", dijo por teléfono una de las fuentes familiarizadas con el tema. La fuente reservó su identidad debido a la sensibilidad del tema.

Teherán ofreció proporcionar hasta US$1.000 millones en seguros para cubrir embarcaciones iraníes cargadas de petróleo para Corea del Sur, dijo la primer fuente.

Seúl "está considerando aceptar" la oferta de Irán, indicó la otra fuente.

La reanudación de las importaciones de Corea del Sur sería una bendición para Irán, ya que sus exportaciones planeadas para julio se derrumbaron a alrededor de la mitad de los niveles del año pasado debido a las sanciones.

Japón, otro de los principales compradores de crudo de Irán en Asia, proporcionó garantías estatales para que sus aseguradoras cubran la importación de crudo iraní. Las navieras japonesas aún no han cargado crudo iraní en julio, pero lo harían durante los últimos días del mes.

Corea del Sur preferiría no desplegar un régimen similar al de Japón debido al costo, sostuvo una fuente.

"Una garantía estatal como la de Japón es demasiado costosa, aunque eso podría ser idóneo", aseveró.

Las aseguradoras de Japón, el tercer mayor comprador de Irán, están expandiendo su cobertura marítima para permitir que buques domésticos transporten crudo iraní.

En cuanto a otros compradores asiáticos de crudo iraní, India otorgó a aseguradoras controladas por el Estado la aprobación para que brinden coberturas limitadas a sus buques que trasladen crudo de Irán, mientras que las importaciones a China están demoradas en una disputa sobre condiciones de carga.

Si Seúl reanuda sus importaciones de petróleo de Irán, sería para cargar el combustible no antes de septiembre o fines de agosto, dijeron fuentes del gobierno y de la industria.