Teherán. Una ley que será debatida este domingo por el Parlamento de Irán podría detener las exportaciones de petróleo a la Unión Europea (UE) incluso a partir de la semana próxima, frustrando un plan del bloque de aplicar un embargo gradual a las compras de crudo de Teherán, dijeron legisladores este viernes.

"El domingo, el Parlamento tendrá que aprobar una ley de 'doble emergencia' para suspender la exportación de petróleo iraní a Europa desde la semana que viene", dijo el vicepresidente de la Comisión de Política Exterior y Seguridad Nacional del Parlamento, Hossein Ibrahim, citado por la agencia de noticias Fars.

El Parlamento busca la veda a las exportaciones para impedir que la UE tenga un período de seis meses antes de aplicar el embargo al petróleo iraní acordado por el bloque este lunes, como parte de una serie de nuevas sanciones occidentales destinadas a que Irán suspenda su programa nuclear.

La UE representaba el 18% de las ventas del crudo iraní en el primer semestre del 2011, de acuerdo con la Administración de Información de Energía de Estados Unidos, con lo que el bloque era el segundo mayor cliente de Teherán después de China.

"Si los diputados llegan a la conclusión de que las exportaciones del crudo iraní a Europa deben ser suspendidas, el Parlamento no tardará ni un momento" en aprobar la ley, dijo, también citado por Fars, el miembro de la Comisión de Energía del Parlamento, Moayed Hosseini-Sadr.

"Si las exportaciones de petróleo de Irán a Europa, que son de un 18% (del total iraní) se suspenden, los europeos seguramente se sorprenderán y comprenderán el poder de Irán y se darán cuenta de que la dirigencia islámica no caerá ante las políticas europeas", sostuvo.

Débil economía iraní. Al indicar que el plan tiene el respaldo del Líder Supremo Ayatolá Ali Khamenei, el líder de las oraciones del viernes en la Universidad de Teherán se burló de la decisión de la UE de introducir paulatinamente las sanciones.

"¿Por qué esperar seis meses?, ¿por qué no ahora mismo?. La respuesta es clara. Están en problemas; están lidiando con la crisis", dijo el clérigo de línea dura Ahmad Khatami.

La Unión Europea no respondió a los reportes.

"Sí, hemos visto los reportes sobre las intenciones de Irán", dijo una portavoz de la jefa europea de Política Exterior, Catherine Ashton.

"Hemos introducido nuestras medidas debido a la extrema preocupación en torno al programa nuclear de Irán. Las sanciones no son una meta en si mismas", dijo Maja Kocijancic.

La funcionaria expresó que la UE espera que Irán regrese a la mesa de negociaciones, a fin de mantener una discusión "coherente" sobre medidas para generar confianza y abordar la disputa nuclear sin precondiciones.

El Parlamento iraní, dominado por conservadores, ya ha mostrado otras veces que está listo para forzar al gobierno a tomar medidas contra lo que considera la hostilidad de Occidente y el analista del sector petrolero, Samuel Ciszuk, dijo que es probable que la asamblea apruebe la veda de la UE.

"Desde un punto de vista estrictamente político, tiene sentido demostrar la determinación de Irán y que no está a la defensiva, en particular dado que las medidas podrían afectar a las refinerías europeas en momentos de profunda debilidad económica", dijo Ciszuk, analista para la región de Oriente Medio y el Norte de África (MENA) de la consultoría KBC Energy Economics.

En noviembre, el Parlamento prometió expulsar al embajador británico después de que Londres anunció nuevas sanciones, antes que otros países de la UE.

El día después de esa votación, iraníes radicalizados irrumpieron en la embajada británica, por lo que Londres retiró a todo su personal y cerró esa misión diplomática.