Teheran. Irán produjo y probó exitosamente varillas de combustible para ser utilizadas en sus plantas nucleares, reportó este domingo la televisión estatal, en un desaire a las demandas internacionales para que detenga sus delicadas labores atómicas.

El combustible, que contiene uranio natural, fue fabricado en Irán e insertado en el centro del reactor nuclear de Teherán, según reportó la televisión.

Las barras de combustible nuclear contienen pequeñas pastillas de, usualmente, uranio levemente enriquecido, dispuestas para producir calor por reacción nuclear sin fundirse.

"Este gran logro dejará perplejo a Occidente, porque los países occidentales contaban con un posible fracaso de Irán en producir combustible", escribió el periódico Tehran Times.

El avance fue anunciado en momentos de creciente tensión entre las potencias occidentales e Irán, luego de que la agencia nuclear de Naciones Unidas reportara en noviembre que Teherán parecía haber trabajado en el diseño de un arma nuclear.

La investigación secreta con esos fines podría seguir, declaró la agencia.

Estados Unidos y sus aliados europeos han aumentado la presión de sanciones sobre Irán, uno de los mayores productores de petróleo del mundo, para obligar a Teherán a detener el enriquecimiento de uranio.

El presidente estadounidense, Barack Obama, promulgó una ley con más sanciones contra Irán este sábado, poco después de que Teherán dijera que estaba listo para nuevas conversaciones con Occidente respecto a su programa nuclear, agregando que había pospuesto sus pruebas de misiles de largo alcance en el Golfo.

Analistas occidentales sostienen que a veces Irán exagera sus avances nucleares para ganar poder en su enfrentamiento con Occidente.

En abril, la Organización de Energía Atómica de Irán anunció que la instalación de maquinaria necesaria para producir placas de combustible nuclear había empezado.

La planta nuclear para convertir el combustible nuclear enriquecido en varillas de combustible fue inaugurada el 2009.

"Actualmente, la varilla también es sometida a rayos en el Reactor de Investigación de Teherán para examinar su rendimiento a largo plazo", reportó la cadena iraní en inglés Press TV.

Irán mencionó que sólo algunos países son capaces de fabricar las "placas" de combustible, utilizadas en el reactor de Teherán, y las varillas de combustible nuclear, que son utilizadas en las centrales energéticas.

El uranio enriquecido puede utilizarse para alimentar plantas de energía y otros tipos de reactores, que es el fin declarado de Irán, o como material para bombas atómicas si es procesado a un nivel más alto, objetivo que Occidente sospecha tras la actividad de Teherán, el que asegura que necesita tecnología nuclear para generar electricidad.

La decisión de Irán el año pasado de elevar su nivel de enriquecimiento desde un 3,5% de pureza -necesario para combustible de una planta energética de fines civiles- al 20% desató las alarmas en los estados occidentales que creen que esto acercará más a Teherán al 90% necesario para una bomba atómica.

Hasta el momento, Teherán se ha negado a cambiar su curso nuclear pero dice estar listo para sostener nuevas conversaciones destinadas a resolver la disputa.

Las negociaciones entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) -Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña y Francia, además de Alemania - se estancaron en enero pasado.