Dubai. Irán se perjudicará a sí mismo si interrumpe el flujo de petróleo en el Estrecho de Ormuz, dijeron el martes a Reuters delegados de la OPEP de otros Estados del Golfo Pérsico.

El primer vicepresidente de Irán advirtió este martes que podría frenarse el tránsito de petróleo desde el crucial Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico si se imponen sanciones desde el exterior a sus exportaciones de crudo.

"Si cierran el Estrecho de Ormuz, esto afectaría las exportaciones de Irán, no sólo a los productores del Golfo Pérsico", dijo un delegado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en la región.

Otro delegado agregó que Irán estaría "disparándose en el pie" si sigue adelante con la amenaza.

"Por ahora, cualquier movimiento en el precio del petróleo es de corto plazo, dado que no veo que Irán vaya a proseguir con la amenaza", refirió el segundo delegado.