Teherán. Planes de emergencia impulsarán la producción de gasolina de Irán para inicios del 2012, dijo un funcionario en comentarios publicados el domingo, luego que el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley para penalizar a firmas que abastezcan con combustible a la república islámica.

Irán es el quinto mayor productor de crudo del mundo pero no cuenta con suficiente capacidad refinera y se ve forzado a importar hasta el 40% de su consumo de gasolina, lo que lo hace potencialmente vulnerable a medidas punitivas que afectan el comercio.

El viceministro de Petróleo Ali-Reza Zeighami dijo que la producción de gasolina se incrementaría en 17 millones de litros para fines del próximo año iraní, que se extiende hasta marzo del 2012, "a través de la implementación de planes de emergencia", reportó el domingo el diario Resalat.

La cifra casi alcanzaría el mismo volumen de combustible que Irán importa actualmente. Resalat indicó que Irán produce cerca de 43 millones de litros de gasolina por día.

La amenaza de sanciones estadounidenses contra los abastecedores de Irán ha reducido el número de firmas que pueden vender gasolina al país miembro de la OPEP, aunque funcionarios iraníes dicen que la nación ahora no enfrenta problemas para comprar lo que necesita.

Zeighami, quien también es director mánager de la Compañía Nacional de Refinamiento y Distribución de Crudo, dijo que la producción aumentaría en 11 millones de litros en la refinería de Arak, donde actualmente se bombean unos 5 millones de litros.

"Los planes para aumentar la producción de gasolina se están llevando a cabo en una serie de otras refinerías en el país a un costo de entre US$1.800 millones y US$2.000 millones", declaró.

En los últimos meses, funcionarios han hecho comentarios parecidos mientras Irán afronta creciente presión internacional por su programa nuclear, que según potencias de Occidente está dirigido a desarrollar bombas atómicas. Teherán dice que sólo está interesado en generar energía eléctrica.