Abu Dabi. La Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena, según sus siglas en inglés,) afirmó este sábado que el colapso del precio del petróleo no afecta ni a la inversión ni al uso mundial de las renovables.

En la inauguración de la quinta reunión anual de esta agencia, el director general de Irena, Adnan Amin, explicó que esto se debe al rápido desarrollo e importancia alcanzada por este tipo de energía.

Acuden al encuentro, que dura dos días en Abu Dabi, representantes de más de 150 países y de la Unión Europea, entre ellos el español Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Cambio Climático y Energía.

El total de las inversiones en energías renovables alcanzó en 2014 los US$264.000 millones, importe que supone un aumento de US$50.000 millones respecto a 2013, según Irena.

Amin añadió que este sector ofreció en el año pasado 6,5 millones de oportunidades de trabajo en todo el mundo.

Los proyectos que implican el uso de energía renovable han conseguido el mismo éxito o superior, que los que usan combustibles fósiles, especialmente en el campo del medioambiente, señaló Amin.

El responsable de Irena destacó que los bajos precios del uso de las renovables suponen una oportunidad muy importante para establecer un sistema sostenible no contaminante.

El precio del crudo ha caído un 40% desde junio de 2014, la tercera mayor caída de los últimos 50 años, sólo superada por la que se produjo tras la quiebra de Lehman Brothers y el colapso de la OPEP en 1985.

Irena, con sede en Abu Dabi, fue creada en enero de 2009 en Bonn y representa tanto a los países desarrollados como a los que están en vías de desarrollo e intentan ampliar su uso de la energía renovable.